Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Escenario engañoso

El Reus visita hoy (12h) el campo del colista, el Llosetense, para buscar tres puntos que le mantengan cerca de la estela del Villarreal B líder. Los baleares, con urgencias en el pozo

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
El rojinegro Ramon Folch (izquierda) conduce el balón ante un rival, durante esta campaña. Foto: Xavi Guix/CF Reus

El rojinegro Ramon Folch (izquierda) conduce el balón ante un rival, durante esta campaña. Foto: Xavi Guix/CF Reus

La lucha por el primer puesto está siendo un tira y afloja que no permite que ninguno de sus candidatos se escape y la tensión se mantenga cada jornada. La semana pasada, el Reus desaprovechó el tropiezo del Villarreal B en el campo del filial del Barça que le dejaba en bandeja el coliderato. Al menos los rojinegros recortaron un punto al empatar ante el Lleida. Pero ayer el minisubmarino amarillo hizo los deberes (3-0) al superar al Badalona, por lo que el cuadro del Baix Camp necesita ganar para seguir presionando en la pomada. Su misión será este mediodía (12h) en el campo del Llosetense, equipo abonado al farolillo rojo de la tabla durante toda la temporada.

Una de las asignaturas pendientes del cuadro rojinegro en este 2016 está siendo los partidos a domicilio. No gana lejos del Municipal desde el 6 de diciembre cuando venció (1-2) en el feudo de un Hucaran en horas bajas, a punto de su descalificación de la competición. Lloseta se presenta como un escenario propicio para cambiar la dinámica, ya que su equipo ha perdido hasta en seis ocasiones como local este curso. Aunque de los últimos cinco compromisos ante su gente, sólo ha perdido contra el Alcoyano.

El técnico del Reus tendrá las bajas de Vitor, que finaliza así su ciclo de partidos de sanción, y de López Garai, que el domingo pasado vio la quinta amarilla desde que llegó a la capital del Baix Camp. Por otro lado, Natxo González recupera a Eliseu Cassamá, Dinis y AlbertoBenito, tres defensas que darán consistencia a la primera línea de juego, reinventada la semana pasada a causa de las numerosas ausencias.

El preparador vasco habló en la previa de la «necesidad de ganar después del empate del otro día para seguir arriba. Quedan diez jornadas y hay que seguir sumando porque lo que tenemos ahora no es suficiente». Acerca del Llosentense apuntó:«Es uno de los mejores locales, además estará apoyado por su gente y saben que la salvación depende de los resultados como local. El campo es de dimensiones limitadas con mucha acción directa, segundas jugadas y a balón parado».

El Llosetense, por su parte, encara la visita reusense con urgencias en el pozo de la clasificación. Estos tres puntos resultan vitales para los intereses baleares, que han demostrado ser capaces de derrocar a los rivales más intimidantes. Hace cuatro jornadas dio la campanada al vencer en las islas al Villarreal B, líder del grupo.

El entrenador del equipo insular, Nico López, se presenta a la confrontación ante el Reus con numerosas ausencias: Miguel, Bedri, Nico Baleani y Aitor Pons, además del sancionado Héctor.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También