Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

España, a por el oro tras arrasar a Grecia

Jugarán contra Italia en la TAP para colgarse el oro

Àlex Saltó

Whatsapp
FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

La selección española se clasifica para la final de la competición de voleibol de los Juegos Mediterraneos y se aseguran medalla. Los de Fernando Muñoz vapulearon a Grecia en las semifinales por tres sets a cero (25-23, 25-15, 25-16), de manera que pelearán domingo por el oro ante la gran favorita, Italia. 

El combinado nacional no dio opción a los helenos en ningún momento y el único set en el que sufrieron fue el primero, donde Grecia llegó a obtener una ventaja de 7 puntos. Sin embargo, el MVP del partido Villena, se encargó de remontar la contienda a base de saques. Los otras dos mangas fueron un suplicio para los griegos, que no consiguieron derrotar la muralla española en ningún momento.

Ya en semifinales, la tensión, competitividad y motivación están por todo lo alto, de manera que cada punto se vivía como un paso firme hacia la victoria. En este aspecto, Fran Iribarne y el líbero Aharon Gamiz se erigieron como el líderes morales del combinado nacional, animando a sus compañeros desde el banquillo y protestando cada jugada polémica. 

La selección griega empezó mejor el partido y logró tomar una ventaja considerable a mitad del primer set, de hasta siete puntos. Entonces, los potentísimos saques de Villena fueron decisivos para enlazar un parcial de seis puntos consecutivos. Poco a poco, la remontada tomó forma, que se consumó con el ajustado 25-23 final.

El segundo set siguió la dirección que tomó el final del primero, con una España sólida que no concedió ningún resquicio de esperanza para los helenos y pusieron mucho terreno de por medio ganando el segundo set por diez puntos de diferencia (25-15).

Los helenos no supieron rehacerse del golpe que se llevaron y no llegaron a herir en ningún momento las posibilidades de final española. El argumento volvería a ser el mismo:  buen inicio de los locales, que querían dejar claro a Grecia que no les iban a permitir meterse de nuevo en el partido.

El entrenador Fernando Muñoz valoró por encima de todo la “progresión que están teniendo algunos jugadores que debutaron hace un mes y la de todo el equipo a lo largo de la competición”. Mañana, último escollo de la selección ante una de las grandes potencias del mundo, Italia.

Temas

Comentarios

Lea También