Deportes Previa del Mundial

España se encomienda al ‘Profe’ Rubio

BALONCESTO. El base del Masnou quiere ser el líder de la selección en el Mundial de China junto a Marc Gasol

Juanfran Moreno

Whatsapp
Ricky Rubio apunta a ser el jugador referente de España. FOTO: EFE

Ricky Rubio apunta a ser el jugador referente de España. FOTO: EFE

Fue el verano de 2006 cuando España alcanzó el cielo al conquistar el Mundial de baloncesto disputado en Japón. Un éxito sin precedentes para una selección liderada por entonces por Pau Gasol, el mejor jugador que ha dado el país y que probablemente dará en toda su historia.

Año 2019. España regresa al continente asiático en otro Mundial. En este caso, en China. Han cambiado muchas cosas en la selección, pero todavía sigue viva la llama de aquel equipo que conquistó el mundo. Quizás porque de aquella selección todavía siguen dos jugadores, Marc Gasol y el capitán, Rudy Rodríguez. Pau Gasol también podría haber estado en la cita mundialista, su predisposición era máxima, pero una inoportuna lesión en el tramo final de la temporada en la NBA rompió sus intenciones.

El testigo del actual pívot de los Portland Trail Blazers parece que quiere cogerlo el base de los Phoenix Suns, Ricky Rubio. Todo apuntaba a que Marc Gasol sería el referente absoluto de la selección, el pívot catalán llega tras conquistar el anillo con los Toronto Raptors, pero lo cierto es que el base del Masnou ha dejado claro en la preparación a la cita mundialista que su estado de forma y su confianza asustan.

En los partidos que ha disputado la selección antes de viajar a Japón se ha podido disfrutar de un Ricky Rubio con una influencia en el juego maravillosa. Ha llevado el timón de España, algo a lo que ya nos tenía acostumbrados, pero además se ha erigido como el líder ofensivo de la selección. Ya no hay rostro de ese joven jugador sin confianza en el tiro. Ahora, cuando Ricky tiro, lo hace sin medio al fallo, por eso quizás erra menos.

En todo caso, no se puede tampoco menospreciar el papel de Marc Gasol en esta selección. Porque el pívot es algo más que un jugador interior. Sergio Scariolo, entrenador de la selección, le tiene preparado el papel de amenaza ofensiva y organizador desde el poste. Dos misiones que no tendrá grandes problemas para cumplir. De hecho, se han convertido en seña e identidad de su juego junto a la defensa, aptitud en la que será uno de los jugadores más determinantes del Mundial.

El resto de la selección no está exenta de nombres importantes tanto en la NBA como en Europa. Los hermanos Hernangómez, los madridistas Sergio Llull y Rudy Fernández, los azulgranas Pau Ribas, Víctor Claver y Pierre Oriola y los jugadores que ya participaron con España en el clasificatorio al Mundial, Quino Colom, Javier Beirán y Xavi Rabaseda, completan un plantel con firmes intenciones de dar guerra.

El grupo podría haber sido más potente, pero las renuncias de Serge Ibaka, Nikola Mirotic y Sergio Rodríguez junto a la lesión de Pau Gasol le ha privado de presentar todavía un róster más temible.

De lo que no hay dudas es de que España competirá. Ya nadie puede considerarla ni la máxima favorita para el Mundial, ni asegurar que conseguirá una medalla con certeza. No obstante, está claro que hay mimbres como para pensar que la selección de Scariolo llegará con opciones de medalla a los últimos días de mercado. Allí, esperarán los cocos como son EEUU, Serbia, Grecia, Francia, Argentina... En ese contexto, hacer pronósticos resulta una temeridad.

Hoy, España inicia su andadura frente a Túnez (14.30 horas, Cuatro). Un partido de debut en el que la selección quiere mandar un mensaje: «Sin Pau Gasol, también competimos». En la final del Mundial de 2006 ante Grecia, ya se hizo.

Temas

Comentarios

Lea También