Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Esquiar en febrero y marzo tiene sus ventajas

Hay mucha temporada por delante gracias a las tardías precipitaciones y al buen tiempo

Jordi Abellà

Whatsapp
Imagen de la estación de esquí Baqueira Beret. Foto: esquiades.com

Imagen de la estación de esquí Baqueira Beret. Foto: esquiades.com

Disfrutar del esquí y el snowboard una vez concluidas las vacaciones navideñas y el mes de enero tiene numerosas ventajas. Es durante los meses de febrero y marzo cuando el esquiador puede gozar de una mejor experiencia gracias a la menor afluencia de esquiadores en las estaciones de esquí. Eso proporciona al esquiador una mayor sensación de libertad y al mismo tiempo el usuario puede disfrutar de una de sus actividades favoritas con escasez de colas y aglomeraciones tanto en los descensos como en los remontadores y telesillas.

En estas fechas los días empiezan a ser más largos, por lo tanto se puede disfrutar de más horas de sol que durante los meses anteriores, lo que proporciona al esquiador la posibilidad de hacer sus días de esquí más duraderos y una mayor visibilidad de las pistas, sobre todo durante las primeras horas posteriores a la apertura de la estación y durante las previas a su cierre.

Imagen de la estación de esquí Boí Taüll. Foto: esquiades.com

Tiempo

Con la llegada del mes de febrero es inevitable tener el deseo de la llegada del buen tiempo y junto a él la realización de numerosas actividades. El esquí es una de ellas y la llegada de estas temperaturas suaves invita al esquiador a acudir a las diferentes estaciones, donde el frio y las famosas ventiscas de invierno serán ausentes, y el usuario podrá disfrutar de días tranquilos y soleados mientras esquía y realiza actividades complementarias, como relajarse y tomar el sol, por ejemplo, en las diferentes terrazas que se pueden encontrar en la estación de Baqueira Beret.

Para la conservación de la nieve en buen estado, es importante que las temperaturas no sean demasiado altas, lo que provocaría el derretimiento de varias cantidades de nieve. La estación de Formigal es una de las más privilegiadas en cuanto a este aspecto. Durante las próximas semanas la temperatura máxima será de 5 grados positivos y la mínima de 3 grados negativos.

Tardías precipitaciones

Esta temporada ha estado marcada por las tardías precipitaciones. Durante la primera parte de la temporada, estas fueron presentes a finales de noviembre, y han estado ausentes hasta el mes de enero y principios de febrero, cuando han llegado en mayor abundancia y calidad de nieve. Actualmente en las estaciones de esquí de la península se encuentran las mejores condiciones de nieve hasta el momento durante la actual temporada.

La estación andorrana de Grandvalira es actualmente la estación top de la península en cuanto a número de pistas abiertas y a kilómetros esquiables

Por su parte la estación de Boí Taüll tenía un espesor máximo de nieve de 90 cm durante las primeras semanas del mes de enero. En febrero el espesor mínimo es de 120 cm, esto refleja el buen momento de la temporada en que se encuentran las diferentes estaciones de esquí.

Se espera la llegada de nuevas precipitaciones en las próximas semanas, en el caso de Sierra Nevada durante esta misma, lo que permitirá el alargue de la temporada con unas buenas condiciones de nieve hasta finales del mes de abril, cuando está previsto el cierre de todas las estaciones de esquí de la península.

Promociones

Otro factor importante y característico de los meses de febrero y marzo es la disminución de los precios. Al no considerarse temporada alta y al tener una menor afluencia de clientes, las estaciones de esquí y los establecimientos turísticos deciden aplicar unas tarifas más económicas como las ofertas de esquí de Esquiades.com, donde se ofrecen packs que incluyen tanto el forfait como el alojamiento.

Temas

Comentarios