Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Este Ascó quiere luchar hasta el fin

El conjunto ebrense vence al Reus B por 2 a 1 gracias a una primera parte en la que fue muy superior. El filial rojinegro intentó reaccionar, pero no pudo empatar pese a recortar distancias

Juanfran Moreno

Whatsapp
El Ascó acecha el play off. Foto: Alfredo González

El Ascó acecha el play off. Foto: Alfredo González

Cuando compareces con dudas, caes. Es lo que tiene la Tercera División y el fútbol en su esencia. Ayer lo vivió el CF Reus B, quien tuvo una puesta en escena más que limitada que el Ascó aprovechó para reventar el choque en la primera mitad. 

Le bastaron cinco minutos para engullir al filial rojinegro. Los reusenses reaccionaron en la segunda mitad. Fue demasiado tarde, aunque soñaron con el empate tras el gol en propia del Ascó.  

El encuentro arrancó con un Reus B queriendo salir jugando desde atrás y un Ascó decidido a presionar y plantear disputas en cada metro cuadrado del terreno de juego. 

El objetivo era sacar al conjunto rojinegro de su zona de confort y enviarlo a una tesitura en la que lo físico pasaba por encima de lo técnico. Lo consiguió porque con el paso de los minutos los rostros de los futbolistas reusenses se fueron desencajando. 

La cuestión era que el Reus B añoraba un futbolista que se quedara el balón ante el juego vertical al que obligaba la presión en bloque alto de los hombres de Castillejo. No obstante, tampoco se puede decir que los visitantes arrollaran a los rojinegros en fase ofensiva. En todo caso, eran conscientes de que la oportunidad iba a llegar. Era cuestión de esperar.

Y llegó en el 31’ de la mano de Cheikh, quien conectó un disparo a bote pronto que se estrelló en el larguero. Era el primer aviso. No iba a haber más. Cuando parecía que el partido podría marcharse al descanso con empate a cero, el Ascó encontró el camino con cinco minutos de clarividencia absoluta.

Suficientes para reventar el partido. Abrió el marcador el conjunto visitante de la mano de Cheik, quien aprovechó un pase filtrado para batir a Chechu Grana en el mano a mano. 

 Sin tiempo para la reacción, el Ascó volvió a golpear. Fue en el rechace de un córner, que aprovechó Bernat para empalar un disparo desde la frontal a bote pronto que le dobló las manos a Chechu Grana para que el cuero se acabase introduciendo en el fondo de la red. 
El encuentro se marchaba al descanso con una ventaja clara para los visitantes, quienes habían sido más adultos y contundentes.

Ametller revoluciona el choque

En la segunda mitad, Company apostó por dar entrada a Roger Ametller por Adri Arjona, delantero referencia por extremo. La variante táctica funcionó. El filial rojinegro encontró la referencia que tanto había echado en falta. El punta del Reus supo aguantar el cuero en campo contrario, desahogar a banda y fijar a los centrales. De eso se aprovechó Xavi Jaime, quien comenzó a ser indetectable en la mediapunta e hilvanó las jugadas más peligrosas de los rojinegros. 

El Reus B fue avisando de que podían recortar distancias en cualquier acción. El Ascó ante esa tesitura decidió tirarse atrás y replegar. En la trinchera decidió que iba a defenderse.

Tras una serie de avisos, por fin llegó el gol que tanto había buscado el filial rojinegro. Fue en una jugada trenzada por la banda derecha, que acabó con un pase de la muerte que acabó con Josep Ramon Torres introduciendo el balón en el fondo de la red en propia puerta.
Llegó el Reus B a soñar con el empate, pero el Ascó actuó con cordura y madurez. Solo Oribe pudo vislumbrar el empate tras una peinada de Ametller, pero su remate fue a parar manso a las manos del portero.

Con Cheik aguantando balones en el córner y con sus compañeros sabiendo gestionar los minutos finales, los ebresenses se llevaron los tres puntos y se colocan con 55 puntos en la tabla clasificatoria. Además, el pinchazo del Terrassa coloca a los de Santi Casillejo a solo dos puntos de los puestos de play off. Quedan tres jornadas de campeonato, y el Ascó quiere seguir soñando con la promoción. 

Temas

Comentarios

Lea También