Estreno agridulce de Núria Castán en la élite mundial del freeride

En su debut en el FWT, la reusense fue quinta en la primera prueba del circuito tras una caída que le privó del podio

I.D.

Whatsapp
Imagen del descenso de Castán en Japón. Foto: Freeride World Tour/Dominique Daher

Imagen del descenso de Castán en Japón. Foto: Freeride World Tour/Dominique Daher

Núria Castán tuvo un debut agridulce en la primera prueba del Freeride World Tour (FWT), disputada en Hakuba Valley (Japón). La reusense estaba realizando uno de los mejores descensos en snow femenino pero una caída en la parte final del trazado la relegó a la quinta posición. Con esta actuación sobre nieve nipona, Castán se convirtió en la primera mujer española en debutar en el circuito del FWT, la competición de freeride más importante del mundo. 

Las condiciones de la nieve en los Alpes japoneses, la meca de la nieve polvo, eran muy favorables y dejaron un escenario propicio para la prueba. Núria Castán, que fue la penúltima en bajar en la manga de snowboard femenino, estuvo cerca del podio. Realizó una línea muy técnica, ambiciosa y arriesgada: descendió por una canal y ejecutó hasta cuatro saltos. Pero la mala recepción del último provocó que se fuera al suelo y la privó de sus opciones a medalla. 

Nada más empezar, Castán saltó y planchó como carta de presentación. Acto seguido se fue hacia una roca de dos metros, a la que encaró con switch y completó un salto técnico, recepcionado con éxito. El descenso continuó por una pequeña canal, especialidad de la reusense, que impresionó a público y jurado por su complejidad, sobre todo en su debut como rookie.

Tras superar la canal entre rocas, Castán hizo un salto de 180° backside que no tuvo un buen aterrizaje. Esta caída, a pocos metros de la meta final, le impidió con toda probabilidad subir al podio, visto las actuaciones más conservadoras de sus contrincantes. Al final, los jueces puntuaron con 30 puntos su actuación y acabó en quinta posición.

Youtube: descenso de Castán a partir de 1:31:00 
 

A pesar de la caída, Castán se mostró muy contenta de su actuación en su debut en el FWT. Su descenso la llena de motivación para afrontar la próxima carrera en Kicking Horse (Canadá) con mucha fuerza y confianza. En sus redes sociales, la reusense declaró: «No podría haber empezado en el FWT de una forma más rookie. Una de las bajadas que menos orgullosa estoy de todas las que he hecho desde que empiezo a hacerlo más o menos bien. Los nervios me pudieron y no hice realmente lo que sé hacer. Pero estar aquí ya es un sueño, así que estoy positiva y con ganas de la siguiente en Canadá dentro de dos semanas».

Finalmente, en la categoría de snow femenino subieron al podio la francesa Marion Haerty (74 puntos), la australiana Michaela Davis-Meehan (68,67p) y la estadounidense Erika Vikander (65p). Hakuba era la primera prueba de las cuatro que se completarán la temporada del FWT 2020 por algunos de los rincones montañosos más míticos del planeta. 

La segunda prueba se disputará entre el 6 y el 12 de febrero -en función de las condiciones meteorológicas- en Kicking Horse. La tercera, entre el 28 de febrero y el 3 de marzo en Ordino Arcalís, Andorra. Del 7 al 13 de marzo se celebrará la cuarta cita en Fieberbunn, Austria. Y la final se disputará del 18 de marzo al 5 de abril en Verbier, Suiza. 

De las seis participantes en snow femenino solo las cuatro primeras riders clasificadas, tras las cuatro pruebas, accederán a la final. Si Castán sigue la línea ambiciosa que mostró en Japón y logra evitar más caídas, no sería una locura verla en las vertientes de Verbier, solo aptas para los mejores. 

Temas

Comentarios

Lea También