Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Exhibición y siesta

35 minutos de grandísimo nivel le han ofrecido la victoria al Reus ante el Alcoy (4-2). Los rojinegros se han dormido en exceso ya con el partido decidido
Whatsapp
Los jugadores del Reus celebran un gol. Foto: Reus Deportiu

Los jugadores del Reus celebran un gol. Foto: Reus Deportiu

35 minutos de grandísimo nivel le han ofrecido un nuevo éxito al Reus en el templo. Probablemente, el cartel del rival, el Alcoy, provoque recelo con respeto a la actuación de los de Garcia porque se les supone la victoria. En todo caso, nada puede empañar una exhibición de buen gusto del equipo, intenso, agresivo, persistente. Luego, en la agonía del partido, se ha confundido el Reus, pensando que el trabajo había terminado. El comportamiento del Alcoy no se parece nada a la rendición. Va hasta el final, da igual la distancia y el escenario.

Arropado en un Casanovas en plan guía espiritual, el Reus no ha permitido que el vermut en la calle Gaudí se inundara de sospechas. Ha repartido el Miró a raudales con un juego que ha mezclado registros con brillantez. Buen tino en el cuatro para cuatro, con Marín y Torra ágiles en las zonas de influencia. Àlex Rodríguez se ha sumado desde la rotación, con minutos de calidad y ritmo. Tampoco ha faltado el vértigo. Cuando se ha podido correr, las decisiones han resultado casi siempre coherentes.

No se han demorado demasiado los hinchas para celebrar. Marín, a los 13 minutos ha cruzado una pelota con su cuchara, después de un movimiento colectivo que le ha descubierto caminos. El Reus ya se había desbocado, muy mandón. Ballart miraba más que corregía. Salvat, con un toque delicioso dentro del cuadro ha anotado el 2-0. Ha recibido un pase interior de Àlex Rodríguez. El Reus no ha detenido la maquinaria, no se ha conformado con el botín, inmerso en un estado de ambición fascinante. No ha permitido una sola respuesta del Alcoy. Casanovas, de penalti, ha cerrado un primer parcial deslumbrante, de lo mejor que se ha visto en la era Garcia.

Casanovas ha creado el 4-0 con un movimiento maravilloso. Su partido también lo ha sido. No ha errado una sola entrega, ha defendido con espíritu militar. Ni siquiera se ha borrado cuando el resultado invitaba al confort. Su pase al corazón del área lo ha rematado a gol Marc Torra. De primeras, con su pala. El show del Reus tomaba un rumbo casi insultante, pero con ventaja en abundancia y un millón de minutos en el rostro, el Reus ha sesteado. Puede considerarse hasta propio del ser humano. Tampoco hace falta cargar escopetas de balines.

Los dos aciertos finales de Oruste y Baieli han dejado claro que las concesiones pueden pagarse a precio de oro, porque el Alcoy no desconecta jamás. El 4-2 y algún pique sonrojante han mal decorado el final de una historia que había generado cosquilleo.

 

Ficha Técnica

Reus Deportiu: Ballart, Casanovas, Bancells, Marín y Torra. También jugaron: Àlex Rodríguez, Salvat y Jan Escala

Alcoy: Grau, Oruste, Baieli, Cañellas y Roca. También jugaron: Llisa y Monje.

Goles: 1-0, Marín (13'), 2-0, Salvat (14'), 3-0, Casanovas (15'), 4-0, Torra (27'), 4-1, Baieli (38'), 4-2, Oruste (40').

Árbitros: Josep Gómez y David Godia. Nueve faltas para el Reus y 10 para el Alcoy.

Temas

Comentarios

Lea También