Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Expertos en reaccionar

El Nàstic quiere olvidar el traspié de Elche con un triunfo ante el Mallorca. Desde que llegó Moreno, tras una derrota casi siempre vino una victoria
Whatsapp
Sergio Tejera protege el balón ante un jugador del Elche en el encuentro del pasado sábado. Foto: Información

Sergio Tejera protege el balón ante un jugador del Elche en el encuentro del pasado sábado. Foto: Información

Ningún miembro de la expedición grana salió de Elche contento. El equipo no dio una buena imagen. Ni el técnico Vicente Moreno, ni los jugadores ni el presidente Josep Maria Andreu. Futbolistas y entrenador no repararon en críticas sobre su actuación, para inmediatamente pensar ya en la reacción. El entrenador de Massanassa dio dos días libres a sus hombres para olvidar la derrota y centrarse en el partido del domingo ante el Mallorca. Ante el cuadro balear, los granas quieren recuperar las buenas sensaciones de los primeros partidos de liga.

Desde que Vicente Moreno tomó el banquillo del Nàstic, el equipo se ha destacado por sus respuestas inmediatas a las derrotas ligueras. El preparador valenciano ha perdido nueve partidos de liga regular (diez con Elche) a los que a excepción de dos ocasiones –una en el tramo final del curso pasado, cuando los tarraconenses ya tenían el primer puesto atado y otra en el mes de noviembre pasado, cuando hicieron tres puntos de doce posibles, en la que fue la peor racha del equipo en todo el campeonato– siempre le siguió una victoria.

 

Una derrota que fue victoria

El técnico de Massanassa encajó su primera derrota en Liga ante L’Hospitalet (2-0), en la jornada 24, de la temporada 2013-14. Siete días después vencía al Atlético Baleares por 2-0 en el Nou Estadi. Un partido que después fue dado por perdido por la Federación Española, por alineación indebida.

La jornada siguiente volvió a perder en Ontinyent. Derrota dolorosa que parecía descartar al Nàstic del play-off. Sucedió todo lo contrario. El partido posterior contra el Olímpic de Xàtiva dio inicio a la remontada que metió a los granas en la lucha por el ascenso.

Su segunda temporada al frente del equipo (2014-15) arrancó con derrota por 0-1, en el Nou Estadi ante el Sant Andreu, en el último encuentro perdido por el Nàstic en su estadio. De eso hace ya más de un año. El coliseo grana permanece invicto desde aquél 24 de septiembre de 2014, La reacción del equipo no se hizo esperar. Victoria a domicilio ante L’Hospitalet.

La segunda derrota del curso pasado llegó en Lleida. Un tanto de Albístegui a la salida de un córner dio el triunfo al conjunto de la terra ferma. El Nàstic se rehizo siete días después ganando al Olot en su estadio (1-0).

Una de las excepciones fue tras caer en la Ciutat Esportiva Dani Jarque ante el filial blanquiazul. Los granas no se repusieron y cedieron un empate en la jornada siguiente contra el Zaragoza en el Nou Estadi (2-2).

La derrota más sonada y dolorosa de la campaña pasada fue en San Gregorio de Torrent. El equipo de Vicente Moreno perdió por 2-0, dejando unas sensaciones parecidas, en el fondo, al encuentro del pasado fin de semana en Elche. Como pasó en territorio alicantino, en Torrent también hubo mucha autocrítica por parti del técnico y de la plantilla, que reacción ganando los siguientes cuatro compromisos, empezando por un 2-0 al Olímpic de Xàtiva.

La sexta derrota del campeonato fue en Alcoy, por un solitario gol de José Rubio. Ni siquiera contra diez hombres, por la expulsión de Francis Ferrón, pudo el Nàstic igualar un duelo que abría un calendario duro, por la inmediata visita del Lleida Esportiu al Nou Estadi. En juego estaba el liderato, que los granas ataron con un gol de Pablo Marí. A este triunfo le siguieron dos más, frente al Olot (1-2) y en el derbi contra el Reus (1-0).

La semana previa al decisivo partido contra el Huracán Valencia por el primer puesto el Nàstic cayó en Elda (3-2). Contra los valencianos se reafirmaron como campeones del grupo 3 con una victoria por 2-1, con doblete de Rayco.

En Xàtiva encajaron la última derrota del curso, cuando todo estaba decidido (4-1). En esta ocasión no hubo reacción –empataron contra el Ilicitano en casa–, aunque tampoco había necesidad, pues la liga estaba sentenciada.

En Elche llegó la primera derrota de este año (1-0). Pero si los granas mantienen la tónica desde la llegada de Moreno, el Mallorca puede ser la víctima de una nueva demostración de la capacidad de respuesta del Nàstic después de un mal partido.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También