FC Ascó: Toca levantarse y continuar

A pesar de quedar eliminados del play off de ascenso a Segunda B, el club valora positivamente la temporada realizada

Vicky Maigí

Whatsapp
Artur Gòdia (en primer término), jugador del Ascó, ante la SD Logroñés. Foto: Joan Revillas

Artur Gòdia (en primer término), jugador del Ascó, ante la SD Logroñés. Foto: Joan Revillas

El FC Ascó llegó al final de su sueño particular el domingo pasado, con la eliminación en la segunda ronda del play off de ascenso a Segunda B. Fue un partido cruel para los riberenses, puesto que cayeron en los penaltis ante la Sociedad Deportiva Logroñés. Después del mazazo, toca levantarse, hacer balance y mirar al próximo proyecto, que volverá a estar dirigido por Miguel Rubio, salvo sorpresa mayúscula.

Miquel Pérez, presidente de la entidad de la Ribera d’Ebre, explica que «después de haber empatado a uno en Logroño, pensábamos que podíamos sacar adelante la eliminatoria. El domingo pudimos ver un partido igualado que se decidió a favor de nuestro rival en la tanda de penaltis». No obstante, el máximo mandatario del FC Ascó señala que «se vivió una gran fiesta del fútbol con dos aficiones entregadas a su equipo».

Pérez confiesa que «estamos un poco decepcionados, pero contentos por el trabajo que han realizado los jugadores, por el esfuerzo que han hecho durante la temporada regular y en el play off, y porque se han dejado la piel en el campo». El presidente no quiere ni escuchar hablar de la palabra fracaso: «pienso que la campaña ha sido un éxito; el fracaso hubiese sido bajar de categoría, pero terminamos la liga en primera posición y hemos disputado el play off. Recordaremos la temporada porque ha sido espectacular, histórica».

Hablar de futuro

Una vez el FC Ascó ha acabado de competir, toca mirar al futuro, y el primer paso será asegurar la continuidad de Miguel Rubio en el banquillo: «las dos partes queremos seguir con esta vinculación y en los próximos días nos reuniremos para hablar». Respecto a la plantilla, Pérez afirma que «la columna vertebral seguirá, pero habrá algunas bajas por diferentes motivos». Todo con la intención de «mejorar la presente campaña y ver si podemos subir a Segunda B». El FC Ascó, que cuenta con más de 400 socios, también confía en seguir contando con el apoyo de sus incondicionales. Por otro lado, a nivel económico, el presidente y su junta pretenden «seguir con el mismo presupuesto y mantener el nivel en esta parcela». Finalmente, Pérez quiere terminar la temporada «agradeciendo a todos los estamentos de la entidad por su implicación y también a los aficionados de la Ribera d’Ebre y de comarcas cercanas que han venido a vernos. La verdad que estamos muy contentos».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También