Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Gran promesa

Ferran Ferré apunta alto en el mundo del motocrós

El joven piloto de 13 años del Moto Club Amposta es segundo en la Lliga Catalana y tercero en la general del Campionat de Catalunya

V.Maigí

Whatsapp
En la imagen el joven piloto de La Sénia Ferran Ferré con su moto. FOTO: mxshoot

En la imagen el joven piloto de La Sénia Ferran Ferré con su moto. FOTO: mxshoot

Ferran Ferré Pla (Las Sénia, 13 años), componente del Moto Club Amposta, está demostrando su potencial en una temporada en la que ocupa la segunda posición en la Lliga Catalana de motocrós y la tercera en la general del Campionat de Catalunya de esta especialidad. Además, en el Campeonato de España es por ahora el vigésimo primero. 

El joven ha puesto de manifiesto sus cualidades siendo primero en MX-85 cadete en la prueba de  Vallgorguina (Campionat de Catalunya); y tercero en la cita de la Pobla de este mismo certamen; segundo en la carrera de Can Taulé (Lliga Catalana) y en el ‘Mototerra’ de Tivenys; primero en Zuera (Campeonato de Aragón) y decimocuarto en Sanlúcar de Barrameda (Estatal). 

Ferran habla de los objetivos que tiene esta campaña: «estoy centrado en el Campionat de Catalunya y la Lliga Catalana para quedar lo mejor posible y, si puedo, ganar. Además, en el Campeonato de España espero coger experiencia». El piloto de La Sénia entrena con su padre y también ha realizado algún cursillo con monitor. Además, «en los circuitos nos encontramos con los compañeros de competición y así se hacen mejor los entrenamientos». 

El ebrense se prepara a fondo para llegar al mejor estado de forma, como explica su padre Carlos: «entre semana trabaja el físico y los fines de semana que no tiene carrera entrena con la moto. Casi siempre nos tenemos que desplazar lejos para rodar en los circuitos en los que después se celebran las competiciones, ya que vivimos en el sur de Catalunya». 

Precisamente, la afición al motocrós le viene a Ferran de su progenitor: «mi padre tiene un circuito de en el que íbamos a comer los fines de semana, y mi tío Sisco Fumadó nos dejó una moto pequeña Yamaha PW. Enseguida vi que me gustaba mucho saltar (los saltos los hacían en rampas de madera) y derrapar». Visto lo visto, a Ferran le compraron una KTM automática de 50cc y «empecé a entrenar casi todos los fines de semana, hasta que a los seis años participé en mi primera carrera en la Pobla de Mafumet (Campionat de Catalunya).  

El piloto del Montsià es un apasionado de esta disciplina deportiva porque «me aporta orgullo y satisfacción de poder practicar un deporte con el que disfruto. También hace que los fines de semana conviva con la familia y los compañeros haciendo lo que más me gusta». Ferran sigue diciendo que «siempre estoy aprendiendo cosas. A medida que vas subiendo de nivel, tienes que tener más técnica de pilotaje y mejor forma física». 

Parte personal
Deporte a parte, Ferran está centrado en sus estudios de Segundo de ESO y confiesa que de mayor quiere ser «piloto de motocrós hasta que pueda y mecánico». A su lado, siempre dándole el máximo apoyo se encuentra su familia: «están contentos de que practique un deporte con el que me divierto y gracias al que pasamos mucho tiempo juntos. Les encanta verme encima de la moto». Al de La Sénia todavía le queda tiempo para «mirar vídeos de motocrós y supercrós», entre otras aficiones.

Temas

  • motocrós

Comentarios

Lea También