Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ferran López, un docente en el banquillo del Calafell

El nuevo entrenador verdiblanco combina su pasión competitiva con el proyecto empresarial y formativo que creó hace poco más de un año. 'Todo se entrena' forma a jóvenes jugadores y les da respuestas a sus inquietudes

Marc Libiano

Whatsapp
Ferran López, un docente en el banquillo del Calafell

Ferran López, un docente en el banquillo del Calafell

El Calafell anunció la pasada semana la contratación de Ferran López (Sant Sadurní, 1975) como nuevo líder estratégico del segundo proyecto consecutivo en la OK Liga. El club necesitaba encontrar un sustituto de garantías para Jordi Esteva, el míster del ascenso y la permanencia y pensó en López, con un currículum aparatoso en la máxima categoría, decorado con varios títulos y prestigio. En su casa, el Noia Freixenet, conquistó una Copa, una CERS y una Continental, en casi una década ininterrumpida de mandato, casi una gesta tal y como está montado el deporte de élite, con vaivenes constantes en los banquillos. No existe la paciencia ni la comprensión con los entrenadores. Mandan excesivamente los resultados.

López se ha convertido en un especialista de la docencia. Ve el mundo del entrenador como un oficio sin límites. Se ha montado una empresa personal dedicada a la formación de jugadores. “Todo se entrena” se trata de un proyecto paralelo a su vida competitiva. Trabaja con chicos y chicas recién salidos de la escuela para marcarles un camino coherente. Intenta responder a sus inquietudes y ofrecerles soluciones de aprendizaje. Todo ello mientras trabajaba en el Igualada, su último destino antes de recalar en Calafell.

Igualada ha sufrido las crueldades de la escasez económica en los años 2000, después de gozar de su época dorada en los 90. En Les Comes se alejaron de los premios y del foco y esa falta de liquidez provocó amenazas de desaparición en algunas ocasiones. Con la labor de la hormiga, el presidente, Manel Burón, ha revitalizado el club hasta estabilizarle, sin estridencias ni operaciones aparatosas. Tampoco ha fichado en abundancia. Desde la coherencia trazó una hoja de ruta sostenible, con Ferran López como referente técnico en las cuatro últimas temporadas. El Igualada ha regresado a las fases finales de la Copa del Rey e incluso se ha colado en la Final Four de la CERS con frecuencia. El magisterio de López ha sostenido a un grupo extremadamente joven y con exceso de entusiasmo. De carácter volcánico, la competitividad y el adaptarse a los medios que dispone definen al nuevo entrenador del Calafell.

El de Sant Sadurní es consciente de que en el Joan Ortoll tampoco abundan los recursos, que va a convivir con otro plantel destinado a pelear por la salvación más que cualquier otro lujo, por lo menos sobre el papel. En todo caso, conoce ese barro y asume el nuevo reto con la personalidad que siempre le ha distinguido. Sus equipos suelen reconocerse con un par de vistazos. Compiten cada situación de juego como si el final de su historia estuviera cerca. Probablemente no existe mejor perfil de técnico para el Calafell que el de Ferran López.

Temas

Comentarios

Lea También