Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fin del idilio tinerfeño (CD Tenerife 2-0 Nàstic)

El Nàstic cae en el Heliodoro Rodríguez López después de tres años sumando victorias. Malbasic fue el autor de los dos goles del Tenerife. Barragán debutó y se lesionó y Suzuki acabó expulsado

Jaume Aparicio

Whatsapp
Maikel Mesa en el Heliodoro. FOTO: La Opinión de Tenerife

Maikel Mesa en el Heliodoro. FOTO: La Opinión de Tenerife

Después de una semana en la que la política empapó el deporte, disfrutar de un partido de fútbol puro sienta de lujo. A los jugadores a los que más. Son hombres de rutina. De dialogar con los pies y un balón de por medio. Batallas amigables, la mayoría, que culminan con la imagen de la cordialidad. Todos dándose la mano. Compañeros. Colegas. Rivales pero no enemigos.

El público del Heliodoro Rodríguez López ayudó mucho en este sentido. Esquivó cualquier arrebato partidista. Una parte de la afición, el grupo Frente Blanquiazul, instó a retirar con silbidos y cánticos una bandera española que otra seguidora del cuadro tinerfeño desplegó cerca de ellos. Solo aceptan la suya. La canaria.

El Nàstic de Rodri tenía una misión. Mantener la buena sintonía. La inercia positiva que había traído la llegada del técnico catalán. No pudo hacerlo. El Tenerife fue superior en casi todos los aspectos del juego. Llevó el encuentro a su terreno. Al de la imprevisibilidad de sus delanteros. La velocidad del juego vertical canario no tuvo contrapartida en las filas tarraconenses que vivieron acorralados. Solo vieron la luz de la portería rival en los minutos finales.

Barragán había esperado su turno pacientemente. Sin quejas. Resignado en la etapa de Carreras al banquillo, en el mejor de los casos, y a la grada cuando Macedonia no reclamaba a Dimitrievski. El técnico de Sant Pol no contaba con él, víctima del conflicto abierto con la dirección deportiva por no traerle a Nauzet.

Por eso, el de Los Palacios fue uno de los futbolistas a los que el cese trajo esperanzas. Con Rodri empezaba de cero. Sin factores extradeportivos influyentes. Una competencia puramente deportiva. El esfuerzo le iba a traer el premio.

En Tenerife salió su número. Rodri depositó su confianza en el exmeta del Atlético y en sus virtudes. Bernabé respondió con timidez en los primeros minutos. Sus salidas de puños no transmitían la seguridad que exigía el magnífico escenario canario. Fueron sus intervenciones las que le hicieron crecer hasta plantar cara a dos bestias del área como Malbasic y el exgrana Víctor Casadesús. Los atacantes del Tenerife se confiaron. Pensaron que sería fácil batir a ese debutante. Pero Barragán respondió a la altura del Teide. Con dos intervenciones monumentales que hubiera firmado el mismo Dimitrievski.

La mala suerte quiso que en dos minutos todo lo que había construido se echara abajo. Cometió un penalti sobre Víctor Casadesús y se lesionó. En realidad fue al revés. Había tenido que ser atendido por un problema en el pie. Todavía iba cojeando el meta sevillano cuando un mal pase le obligó a meter la pierna y derribar al futbolista local. Aguantó para el lanzamiento desde los once metros que transformó Malbasic. Después pidió el cambio por Perales.

El centro de operaciones pasó desaparecido. Maikel Mesa y Tejera no participaban y el Nàstic andaba a tientas. Tampoco Javi Jiménez y Abraham dialogaban con el balón. La zaga tinerfeña no sufría por las bandas. Tan solo los arrebatos de Manu Barreiro traían preocupación a la grada.

El Tenerife maltrató el lateral derecho grana. Pep Martí supo encontrar la fragilidad defensiva tarraconense en la espalda de Maikel Mesa para lograr la superioridad ante Suzuki. El japonés no daba abasto para frenar las apariciones del lateral Iñaki y tapar el despliegue de Juan Carlos. Era una misión imposible que ‘Dai’ parecía incapaz de asumir sin ayuda de sus compañeros.

Los centros del carrilero amenazaban con encontrar rematador. Lo consiguió en un par de ocasiones pero Aitor Sanz no estuvo acertado en el remate. Como tampoco Malbasic, al cuarto de hora, con un disparo al lateral de la red. El ataque constante por ese flanco fue el principal problema que Rodri trató de reparar pidiendo a Juan Delgado mayor aplicación en defensa por la derecha.

La buena presión del Tenerife complicó y mucho la salida del balón del Nàstic desde atrás. El cuadro tinerfeño cerraba perfectamente los pasillos para dejar a Molina y Carlos Blanco pocas opciones de jugar el cuero sin rifarlo. Eso sí, cuando los jugadores granas superaban esa primera línea aparecían los espacios. El Tenerife se partía. Ahí había previsto el entrenador del Nàstic basar sus posibilidades de victoria. Para ello requería una precisión en el pase que no tuvieron. Perdían fácil la posesión sin apenas ganar metros.

Los visitantes trataban de sacudirse de la asfixia y el asedio que planeaba el Tenerife. Un acoso y derribo que el Nàstic trataba de diluir estirando líneas. Lo consiguió en pocas fases del partido. El primer disparo tarraconense con cierto peligro para la portería de Dani fue un tiro desviado de Abraham Minero en el minuto 20. No hubo más en todo el primer tiempo.

La velocidad y la imprevisibilidad de los jugadores de arriba del Tenerife obligaba a la pareja de centrales Molina-Carlos Blanco a ser cuidadosos y calcular bien la carrera. Repetían compañía por tercera vez sin acaba de ensamblarse completamente. El capitán grana tuvo que emplearse a fondo para malbaratar situaciones claras del rival.

El segundo tiempo no varió mucho de lo que se vio en los primeros 45 minutos. En realidad, lo que cambió fue el marcador. El Nàstic no pudo soportar el sitio canario y cedió. El primero un penalti que lo fue, pero que por un momento dio la impresión que el colegiado Díaz de Mera no iba a señalar por aplicar la ley de la ventaja. Después del derribo de Barragán a Víctor, el cuero siguió en juego. Incluso el portero grana tuvo que intervenir para evitar el tanto de Malbasic. Sin embargo, tras la acción decretó los once metros que Malbasic convirtió.

El delantero serbio hizo doblete minutos después. Aitor Sanz alcanzó la línea de fondo y sirvió un pase raso que Malbasic remató adelantándose a los dos centrales granas.

Con los deberes hechos, el Tenerife se dejó ir un poco y el Nàstic respiró. Uche entró con ganas y empujó al equipo hacia arriba. La rapidez ofensiva local seguía amenazando y obligando a los defensores tarraconenses a seguir achicando. Suzuki se pasó de frenada y vio la segunda amarilla que le hará perderse el próximo encuentro ante el Granada.

El idilio con el Heliodoro Rodríguez López se acabó. Tres años después el Nàstic cae en dominios tinerfeños.

Final del partido.

Min. 90. Seis minutos de prolongación

Min 84. Segunda amarilla para Suzuki. Expulsado.

Min. 70. Se retira Víctor Casadesús y entra Juan Villar. Por el Nàstic entra Tete en el lugar de Juan Delgado.

Minuto 69. Perales desvía a saque de esquna un disparo de Víctor. 

Minuto 68. Entra Uche por Mesa.

Min 65. Se tiene que retirar Barragán y entra en su lugar Perales

Min 63. Penalti para el Tenerife. Marca Malbasic.

Min 52. Suzuki evita el gol despejando el cuero en la línea de gol.

Min 45. Descanso. El Nàstic sufre para mantener su portería a cero. El Tenerife asedia el marco de Barragán que ha sido determinante para evitar que los canarios se adelantasen en el marcador con dos intervenciones frente a Malbasic y Víctor.

Min 42. Otra mano providencial de Barragán que despeja un disparo de Víctor Casadesús.

Min 34. ¡Salvador Barragán ante Malbasic! Le ha sacado un mano a mano.

Min 32. Amarilla para Suzuki por derribar a un contrario.

Min. 20 Abraham dispara desviado por encima de la portería local.

Min 18. Amarilla para Tayron por impedir el saque de una falta.

Min 15. Malbasic dispara contra el lateral de la red de Barragán.

Min 4. Presiona el CD Tenerife que impide una salida limpiia del balón por parte del Nàstic.

Min 3. Despeja Molina a saque de esquina un centro peligroso por la banda izquierda. 

Min. 1 Pita el colegiado Díaz de Mera.

Min.0. Once del CD Tenerife: Dani H, Iñaki, Vitolo, Malbasic, Tayron, A. Sanz, Juan Carlos, Casadesús, Aveldaño, J. Sáenz y R. Cámara. Banquillo: Carlos (ps), Alberto, Juan Villar, Montañes, Brian, Pérez y Brian T.

Min. 0. Once del Nàstic: Barragán, Suzuki, Carlos Blanco, Xavi Molina, Javi Jiménez, Gaztañaga, Sergio Tejera, Maikel Mesa, Juan Delgado, Abraham y Manu Barreiro. Banquillo: Perales (ps), Uche, Jean Luc, Perone, Tete, Eddy y Pol Valentín.

Min. 0. ¡Ya hay alineaciones confirmadas! La principal novedad en el equipo tarraconense es el debut de Bernabé Barragán. El portero suple bajo palos al macedonio Stole Dimitrievski, convocado con su selección. La otra novedad respecto en el equipo titular es Suzuki. El japonés regresa para situarse en el carril derecho del equipo en sustitución del otro internacional de la plantilla, Kakabadze.

Min 0. Buenas tardes desde el estadio Heliodoro Rodríguez López, donde el Nàstic buscará mantener la inercia positiva que ha traído al equipo la llegada de Rodri al banquillo. El técnico barcelonés, como dijo en la previa, espera que el parón de dos semanas sin competir, debido a la situación política en Catalunya no afecte a la buena dinámica del equipo.

 

Temas

Comentarios

Lea También