¿Final feliz?

El Nàstic visita al Costa Brava con la baja de tres jugadores positivos con Covid

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Pablo Fernández, durante un partido con el Nàstic. FOTO: NÀSTIC

Pablo Fernández, durante un partido con el Nàstic. FOTO: NÀSTIC

El maldito Covid no se marcha de nuestras vidas y ha regresado con fuerza en todos los ámbitos, también en el deporte. En los últimos días cada vez han sido más los equipos que han detectado casos positivos en sus plantillas y ayer se unió el Nàstic. El conjunto grana anunció tres contagiados en el equipo que no podrán estar en Palamós y que dejan a Raül Agné con una lista de bajas importante.

A los tres positivos se unen Pedro Martín y Édgar Hernández por lesión y Quintanilla por sanción.

Así pues, el Nàstic va a acudir a su duelo frente al Costa Brava (16.00 horas) con una serie de bajas que van a obligar a introducir cambios en el once inicial. Enfrente va a haber un equipo peligroso que viene de ganar. No obstante, el Nàstic también llega tras romper una mala racha de resultados y tumbar al líder, el Villarreal B.

Los de Raül Agné acuden con la intención de atar la segunda victoria consecutiva y despedir así el año de la mejor manera posible, con siete de nueve puntos posible, una racha positiva que volvería a acercar al Nàstic al play off. «Sería muy positivo rematar mañana la buena faena de las dos últimas semanas, porque significaría sumar siete de nueve puntos», aseguraba el técnico de Mequinenza.

Hay dudas sobre el esquema por el que apostará el técnico de Mequinenza. En teoría todo apunta a que repetirá ese esquema de cuatro peloteros que tan buen resultado le dio ante el Atlético Baleares y el Villarreal B. Un estilo de juego asociativo en el que Ribelles, Del Campo, Fullana y Buyla llevan la voz cantantes. Cuatro peloteros con los que el Nàstic se asegura más balón y con el que ha conseguido ser un equipo más sólido tanto en fase ofensiva como defensiva en los últimos partidos. «Hicimos lo más importante, que fue ganar al Villarreal B y de la manera en que lo hicimos», reveló el entrenador grana que no quiso dar pistas sobre si repitirá la fórmula de los cuatro peloteros.

Palamós, escenario nuevo

Preguntado sobre el nuevo feudo en el que juega sus partidos el Costa Brava, Raül Agné fue sincero y no tuvo reparos en responder de la siguiente manera: «El campo del Palamós no es tan grande, pero quiero agradecer que hagan el gesto de actuar en otro estadio».

Sobre el mercado de fichajes y las altas y las bajas que comportará, el entrenador del Nàstic no quiso entrar al trapo y supo lanzar balones fuera, aunque reconoció que tras el encuentro de esta tarde se comenzará a hablar más seriamente sobre qué necesita la plantilla para cambiar en el mes de enero.

Por último, el técnico de Mequinenza no se cortó a la hora de ponerle nota a lo que va de temporada, aunque reconoció que el hecho de ganar o perder esta tarde puede influir en la nota en función de lo que suceda: «Si ganamos mañana, la nota será de notable bajo».

Temas

Comentarios

Lea También