Más de Deportes

Fran Carbia: 'Siento que me he reencontrado'

Fútbol. Dos golazos ante el Barça B han impulsado al delantero tarraconense hacia su mejor versión. Formado en el Nàstic, espera devolver al club a Segunda A

Marc Libiano

Whatsapp
Fotos: Pere Ferré

Fotos: Pere Ferré

Fran Carbia (Tarragona, 1992) sonríe a menudo. Ha vuelto a casa y esa estabilidad emocional le ha hecho recuperar su mejor versión como futbolista. De su paso por Ibiza ha aprendido que en el fútbol no siempre hay luces, también aparecen las sombras de vez en cuando. En todo caso, le ha servido para regresar a Tarragona. No hay mal que por bien no venga.

¿Cómo es marcar un golazo en el Nou Estadi y celebrarlo sin público?
Extraño, la verdad que no me gusta. El fútbol necesita a la gente en los estadios. Nos hemos tenido que amoldar a la circunstancia actual. Al final, nos adaptamos a todo, pero es triste que no pueda venir la afición al estadio. Tenemos una sensación de vacío cuando estamos sobre el césped.
El Nàstic va líder, en casa no ha perdido y sus hinchas no pueden disfrutar del momento junto al equipo. 
Veníamos de una temporada pasada difícil, con una situación muy diferente a la actual, por eso merecen estar con nosotros. Nos acordamos mucho de ellos porque son parte importante de este club y, por fin, tenemos que darles alguna alegría. Trabajamos cada semana para ello.

Fran Carbia ha vuelto a casa. Y ha vuelto también el mejor Fran.
Sinceramente, siento que me he reencontrado. Llevaba un tiempo complicado en Ibiza, sin poder jugar mucho, y ya cuando el Nàstic consiguió mi cesión antes del parón por la pandemia, me encontré muy a gusto. Por eso en verano tenía claro que quería volver sí o sí. Estoy en casa y he recuperado la estabilidad como futbolista. Y eso lo noto en el día a día.

El  entorno, por su carácter, también le ayuda. Familia, amigos, la confianza de la dirección deportiva, del entrenador…
Sobre todo te aporta tranquilidad. Siempre te reconforta que el técnico, independientemente de si soy titular o no, crea en ti y eso me ocurre. El proyecto, a nivel general, es ambicioso y motiva a cualquier jugador, también a mí. Estar al lado de mi familia y de mis amigos me ofrece un apoyo que lejos de casa no puedes tener tanto  y me fortalece, sobre todo cuando las cosas no van tan bien. 

El verano fue un poco convulso para usted. El Ibiza no terminaba de dejarle ir hasta que se desenredó su situación.
Yo tenía claro que solo quería jugar aquí, en Tarragona. Había decidido salir de Ibiza y me habían llegado varias propuestas de otros equipos, pero quería, por encima de todo, jugar aquí. Así se lo hice saber al Ibiza y al Nàstic y, por suerte, todo se acabó arreglando.

Es canterano y tarraconense, el niño de la casa en el primer equipo actual. ¿Qué le dice eso?
Primero me hace feliz, porque empecé en la cantera y llegar al primer equipo es un motivo de orgullo. Luego es una responsabilidad. Sé al club que represento y los objetivos que tenemos marcados. Si algo me gustó del proyecto es su ambición, las ganas que hay de volver a crecer.

El domingo dijo en zona mixta que está preparado para ser titular o para lo que haga falta. La cultura del esfuerzo.
Si me dan 15 o 30 minutos, para mí ya es una oportunidad. Claro que me gusta ser titular y para eso trabajo todas las semanas, pero puedes entrenar perfecto durante varios días y, en ese momento, el míster no te puede hacer hueco. Así que lo que intento es estar preparado siempre. Creo que para jugar de inicio debo trabajar más que nadie. El día a día es importante para mí.

Desde pequeño usted siempre fue delantero y parece que, poco a poco, los entrenadores le han ido alejando de la portería hasta colocarle en banda. ¿No le gustaría volver a esa posición natural?
En la Pobla fue la última vez que jugué de delantero puro. Luego, a partir de Reus, como mediapunta o en banda. Los entrenadores suelen apostar por delanteros más altos, más fuertes, y he tenido que adaptarme, pero no me importa. Creo que me ha ayudado a progresar. 

En el vestuario actual del Nàstic, ¿se piensa en clave ascenso?
Sí pero no. Por un lado, lo primero que queremos es clasificarnos, como mínimo, para la Segunda B Pro. Después meternos entre los tres primeros y el objetivo final sí es el ascenso. El sistema de este año resulta un poco complejo, pero estamos preparados.

Acaba de ser padre de un niño y de una niña. ¿Le ha cambiado mucho la vida?
No creas que tanto, siempre he sido mucho de estar en casa, con la familia, y me gustan mucho los niños. Estoy todo el tiempo con ellos, así que soy el mismo Fran que antes.

Muchas veces la gente no piensa que, los futbolistas, también son padres de familia. Con lo que eso puede afectar a los descansos y a la vida profesional.
En mi caso intento adaptar mi entrenamiento y compaginarlo lo mejor posible con la tarea que ahora debo llevar con mis hijos, porque todavía son pequeños. Sobre todo, antes de los partidos, cuido los descansos para que no me afecte en los esfuerzos. De momento, creo que lo llevo con mucha normalidad y me siento a gusto. Es una nueva situación que ofrece la vida en todos los sentidos y la acepto con agrado.

Temas

Comentarios

Lea También