Fútbol: Hallazgo de identidad

El Cambrils Unió se ha estrenado con brillantez en Primera Catalana. El equipo impulsa un proyecto joven e ilusionante

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
El equipo amateur del Cambrils Unió se ha estrenado esta temporada en Primera Catalana.  FOTO: DT

El equipo amateur del Cambrils Unió se ha estrenado esta temporada en Primera Catalana. FOTO: DT

En Cambrils ni siquiera el incendio de calor que cae sobre el municipal resta una sola pizca de entusiasmo a las babies que desafían a su propia anatomía para intentar domar el balón. Lucen la azulada del Unió con orgullo desmesurado y miran de reojo a la grada para sentir la complicidad de sus padres. Es domingo y hay, en el ambiente, una sensación huérfana; no juega el amateur femenino. El Sallent, rival en la Primera Catalana, ha pedido posponer el envite por casos de coronavirus. El espejo fem cambrilense se queda sin foco una semana.

Ni siquiera la falta de competición de las mayores impide que la coordinadora del proyecto, Ari Cuadrado, observe con minuciosidad los partidos de categorías inferiores. Lo hace en un rincón de los anexos, alejada del alboroto de la grada y con el análisis como escaparate. Le ha costado mucho diseñar una propuesta que hoy ya cuenta con hasta ocho equipos. Sin ir más lejos, el Cambrils Unió se ha convertido en el club provincial con más representación de fútbol femenino, un hecho casi utópico debido a la juventud de la entidad. Hace poco más de año y medio resultaba impensable lo que ahora es una realidad.

«Cuando nuestro presidente Francisco Ferre me contactó para crear el proyecto solo teníamos dos equipos, uno de fútbol siete y otro cadete-infantil. Me acuerdo de estar en pleno confinamiento con video conferencias para montarlo todo», confiesa Cuadrado. La red acorta las distancias.

Así, entre la incertidumbre de una pandemia, formó el primer equipo de fútbol 11. Júlia Bono se convirtió en la primera futbolista que dio el sí al Cambrils Unió. Cambrilense de cuna, claro. No sólo eso, el club recuperó a jugadoras que habían decidido dejar la actividad tiempo antes, como Marta Lorite, dos años parada por una lesión de rodilla o Zaira Ruíz, víctima también de una operación de ligamento cruzado y de menisco. Esa pequeña locura acabó con un ascenso a Primera Catalana en el año inaugural, con Iván León y su asistente, Iván Barberán, como líderes técnicos del grupo. «Hemos dado continuidad al bloque de 16-17 jugadoras porque estamos convencidos de su calidad para Primera», confirma León. Esos presagios del técnico se han cumplido. El estreno en Primera Catalana ha resultado prometedor. Dos victorias y una derrota, en Pardinyes en el último minuto, refuerzan de argumentos la calidad del plantel, que se ha expresado con naturalidad.

Quizás, lo más interesante, se relacione con la extraordinaria respuesta de las canteranas ante las ausencias por lesión de futbolistas importantes para el grupo como Elsa Bryson Berga. Se han sumado a las mayores con un tono fascinante cadetes y juveniles, un rasgo que muestra el buen trabajo que se realiza desde el staff del fútbol base.

«Como entrenador, me da tranquilidad. Sé que tengo un grupo amplio de 24 jugadoras más las juveniles y todas pueden jugar», añade León.

Su equipo es un hallazgo de indentidad para el Cambrils Unió. Un elemento distintivo de club en progresión que ha desarmado la casualidad.

Temas

Comentarios

Lea También