Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Genís sostiene al Ascó en la cima (2-0)

Dos goles del delantero verdiblanco frente al Martinenc permiten a los de Miguel Rubio sumar la octava semana invictos
Whatsapp
El delantero del Ascó Genís, autor de los dos goles del partido, controla el balón en el duelo de ayer. Foto: Joan Revillas

El delantero del Ascó Genís, autor de los dos goles del partido, controla el balón en el duelo de ayer. Foto: Joan Revillas

Dos golazos de Genís Soldevila, uno al inicio de cada parte, permitieron al Ascó superar al Martinenc y consevar así el liderato de Tercera División una jornada más. El conjunto de Miguel Rubio, que sumó su octava jornada seguida invicto, ofreció una gran primera parte que frenó el buen juego del Martinenc. Todas las aspiraciones del rival, que pelea por eludir el descenso, desaparecieron con el segundo tanto al poco de la reanudación. Los de la Ribera d’Ebre, que siguen empatados a puntos con La Pobla, consiguen escaparse hasta los 10 puntos de renta sobre el quinto clasificado.

El Ascó empezó fuerte el partido. Ya en el primer minuto de juego, Carulla rechazaba con la punta de los dedos un balón para evitar el remate en el segundo palo de José Ramón. En el posterior lanzamiento de córner, un nuevo remate de Eizaguirre lo rechazaba el portero visitante sobre la misma línea de gol. Los jugadores asconenses reclamaron el tanto pero el asistente no consideró que la pelota entrara completamente en una jugada complicada.

Los hombres de Miguel Rubio mantuvieron el control del partido, circulando muy bien el balón y mostrándose claramente superiores a su rival. Esta superioridad tuvo su premio en el minuto 9 en una pelota cruzada en la frontal del área que dejaba solo a Genís ante Carulla, al que superó con un sutil toque de balón que acabó en el fondo de la red.

 

Lluvia de ocasiones

El gol no frenó el ritmo del Ascó, que pudo haber aumentado su renta en el minuto 16 con un centro milimétrico de Edu Vives que remataba en el área pequeña Del Moral demasiado forzado. Llegó a rematar de cabeza, pero la pelota se perdía a escasos centímetros del larguero del Martinenc. Ya en el 23’ Argilaga colgaba otro balón desde la izquierda al segundo palo, donde Acosta en un intento de rechace enviaba el balón a su propia portería forzando a Carulla a volar para evitar el autogol. El despeje lo cazó prácticamente sin ángulo Eizaguirre, que estrellaba el esférico contra el lateral de la red.

Tras estas dos claras acciones de gol, los de Manuel Moya se vieron obligados a llevar el peso del partido para intentar conseguir el empate en el marcador, pero la defensa local volvió a rendir a un gran nivel y mantuvo la meta de Sergi Fuertes sin sobresaltos.

En el segundo tiempo parecía que los visitantes habían salido claramente en busca de la portería asconense, pero la sensación de peligro duró apenas cuatro minutos. Los que tardó Genís en volver a ver puerta. El delantero asconense, en un buen contragolpe, encaraba el pico del área rival y con un potente disparo seco enviaba el balón a la escuadra lejos del alcance de Carulla, que con resignación debía recoger por segunda vez el balón del fondo de la red.

El gol dejó completamente frío el partido. Únicamente un centro de Taranilla, en el 64’, que remataba Eizaguirre dentro del área suponía la acción más clara de peligro del segundo tiempo. Por su parte, el Martinenc se tropezó una y otra vez ante la férrea defensa local, que consiguió mantener la portería a cero por cuarto partido consecutivo.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También