Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Gerard Badia, distinguido como mejor jugador del mes de marzo en Polonia

El de Horta de Sant Joan cumple su cuarta temporada en el Piast Gliwice, de la Primera División polaca, y está luchando con su equipo para evitar el descenso

V. Maigí

Whatsapp
En la imagen el jugador del Piast Gliwice, Gerard Badia, durante un encuentro. Foto: Piast Gliwice

En la imagen el jugador del Piast Gliwice, Gerard Badia, durante un encuentro. Foto: Piast Gliwice

Gerard Badia (Horta de Sant Joan, 27 años) emprendió hace cuatro años una nueva aventura en su carrera futbolística. El jugador de la Terra Alta se incorporó entonces al Piast Gliwice, equipo de la Primera División polaca en el que actualmente es una referencia y un hombre muy querido por los incondicionales. El premio a su entrega y calidad le llegó hace unos días, cuando le nombraron mejor jugador del mes de marzo de toda la liga. El joven, que puede actuar de extremo izquierdo o derecho, explica que «en tres partidos marqué cinco goles (con el primer hat-trick de su trayectoria incluido) y di dos asistencias. Entre todos los jugadores, escogen a diez y entonces la afición y los capitanes votan para elegir al más destacado. Es un orgullo para mi haber ganado esta distinción».

Gerard es el máximo goleador del Piast Gliwice con ocho tantos y varias asistencias: «estoy contento por el hecho de ver puerta. Es la temporada en la que llevo más goles de toda mi vida». El ebrense cumple la cuarta campaña en tierras polacas y apunta que «me quedan tres meses de contrato, luego quedaré libre y ya veremos qué pasa». No obstante, sea cual sea su futuro, Gerard está centrado en ayudar a su equipo, que fue eliminado de la Copa y de la fase de grupos de la Europa League, pero que está luchando en la liga para evitar el descenso: «el año pasado nos movimos por arriba, pero en esta ocasión queremos eludir los puestos de peligro, donde hay mucha competencia». A nivel personal, el de Horta de Sant Joan afirma que «estoy contento porque ahora estoy disputando todos los minutos. Me benefició el cambio de entrenador en ese sentido».

Gerard disfruta de esta etapa en Polonia comentando que «me llevo bien con todos los compañeros del vestuario, aunque con algunos tienes más relación que con otros, como es el caso del brasileño Hebert Santos, que llegó al equipo hace cuatro temporadas, como yo, y que es mi compañero de habitación en las concentraciones».

Nivel personal

Fútbol a parte, Gerard tiene la compañía en Polonia de su mujer, Gemma, y su de hija, Valeria: «desde que nació la pequeña están conmigo aquí. Estamos plenamente adaptados y disfrutando de esta experiencia». Tan integrado está Gerard, que confiesa que «me defiendo bien en polaco e incluso hago entrevistas. El otro día fue a Varsovia para realizar una entrevista con periodistas del Canal Plus. La gente me felicitó por el dominio del idioma. No lo hablo bien del todo todavía, pero me hago entender. Si nos quedamos aquí, quiero mejorarlo».

Gerard se declara un enamorado de Polonia: «es un país que crece muy rápido y que nos encanta. Además, lo conocemos casi todo, porque siempre que tengo libre vamos a alguna ciudad a hacer turismo. También hay que decir que estamos a una hora d Crackovia y cerca de los campos de concentración de Auschvitz, donde hemos llevado a familiares y amigos. Es algo impresionante e histórico, hay que conocerlo para que no vuelve a repetirse».

El ebrense está lejos de casa, per la tecnología hace que el contacto sea permanente: «hablamos todos los días por whatsap o facetime con la familia. Nos explicamos las cosas que nos pasan. Ahora han venido a visitarnos porque era el cumpleaños de nuestra hija».

 

Temas

  • DEPORTES

Lea También