Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Gerard Valentín pierde fuelle

El lateral gerundense ha bajado su rendimiento en la última temporada y no parece progresar. Su actitud este curso no gusta y el club grana estudia si ponerlo en el mercado

Jaume Aparicio López

Whatsapp
El futbolista del Girona Aday Benítez supera a Gerard Valentín y asiste de cabeza a su compañero Longo, de cara, para que anote el empate provisional (1-1). Foto: diari de girona

El futbolista del Girona Aday Benítez supera a Gerard Valentín y asiste de cabeza a su compañero Longo, de cara, para que anote el empate provisional (1-1). Foto: diari de girona

Gerard Valentín apuntaba a lateral de época en Can Nàstic. Llegó con 21 años y pronto mostró sus virtudes: una zancada potente que le permitía superar fácilmente a rivales por velocidad y un registro de recortes que en nada envidiaban al de otros jugadores más técnicos. Las lesiones frenaron su aprendizaje en sus dos primeras campañas. En la primera apenas pudo jugar y en la segunda lo hizo de manera irregular. Este año, tercer curso en Tarragona, esos problemas físicos le han dejado más o menos tranquilo pero su nivel no ha dado el salto cualitativo que se esperaba. Todo lo contrario y los dirigentes del club grana comienzan a estar hartos.

Cansados de sus despistes defensivos. Sin ir más lejos, en Girona, Aday Benítez le cogió la espalda y logró asistir con la cabeza a Longo para que hiciera el 1-1. Pudo existir falta del futbolista del Girona en el salto, pero eso no quita que al defensa gerundense le faltara rigor y contundencia para rechazar el peligro.

Uno más de los desajustes tácticos y fallos que ha mostrado Gerard Valentín esta temporada con altos costes para el equipo. Sube a destiempo y se descuelga a la hora de tirar el fuera de juego. Los análisis videográficos le han retratado en más de una sesión.

En ataque, otras de sus bazas, tampoco ha sido eficiente. Sus acciones individuales han perdido magia. Los rivales le conocen. Ya no sorprende. Primero porque los entrenadores contrarios actúan para tapar sus incursiones con una cobertura más intensa. Dos hombres encima es la regla habitual. Segundo, porque sus movimientos son repetitivos. El lateral no concibe la opción de centrar desde el vértice del área y se empecina en amagar una y otra vez hasta llegar a la línea de fondo.

Su falta de control de la ira le han costado amarillas estúpidas. Quejas arbitrales desfasadas y patadas a destiempo que en Almería alcanzó el clímax con su expulsión en el minuto 50 de partido.

En el aspecto físico Gerard ha superado ese degoteo continuado de ausencias por lesiones, aunque mantiene problemas de sobrecargas. El lateral ex del Olot ha acabado partidos totalmente 'tieso', sin capacidad de para cumplir con sus obligaciones.

Desde el club se le ha tirado de las orejas en más de una ocasión. Vicente Moreno también le dio un toque de atención ante el Rayo. El entrenador valenciano le dejó fuera del once inicial, aunque luego le dio entrada a falta de diez minutos para el final del partido.

Pese a todo, Valentín es el quinto jugador que más minutos ha jugado (1.179). Su competidor por el puesto, Kakabadze, no ha ofrecido esa oposición esperada. El georgiano tiene todos los números para salir en este mercado de invierno. Mientras que Gerard Valentín debe volver a ganarse la confianza del técnico y del club si no quiere entrar también en la lista de futbolistas en el mercado.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También