Más de Deportes

Deportes Baloncesto

Gigantes ante la adversidad

Baloncesto. El Ibersol CBT está consiguiendo sus mejores resultados cuando las lesiones más están castigando a la plantilla

Alex Saltó

Whatsapp
Dani Turgores realiza una bandeja durante el encuentro ante el CB Jarisi. foto: Fabián Acidres

Dani Turgores realiza una bandeja durante el encuentro ante el CB Jarisi. foto: Fabián Acidres

Lo que no te mata te hace más fuerte, dicen. Y las adversidades, al Ibersol CBT, que le han ido llegando una tras otra y de todas las maneras posibles durante las últimas semanas, le han hecho encontrar paradójicamente su mejor versión de la temporada. Han unido el vestuario, que ha crecido como grupo y los resultados lo demuestran. 

Este pasado sábado, el equipo tarraconense consiguió su cuarta victoria en su temporada de retorno a la LEB Plata. Tras un inicio de campaña tormentoso, con un calendario quisquilloso que situó enfrente del recién ascendido a los mejores conjuntos de la liga -como el Barça, el Menorca o el Prat, acualmente los tres primeros clasificados en la tabla de forma consecutiva- el equipo de Berni Álvarez ha sabido poco a poco adaptarse a la nueva competición. 

No sin tener que esquivar complicaciones ni piedras en el camino, el conjunto del Serrallo ha conseguido enlazar su mejor racha de resultados durante las últimas jornadas. De los últimos cuatro encuentros, tres se han saldado con triunfo cebetista. La racha empezó con la primera victoria en el Serrallo de la temporada, continuó en la pista del Gran Canaria, y se ha cerrado con el triunfo ante el CB Jairis del pasado fin de semana. 

Especialmente meritorio es el último, pues las últimas semanas han sido muy complicadas en el Serrallo, con problemas físicos que a menudo han obligado a Berni a cambiar y adaptar su convocatorio con jugadores del plantel cebetista. Pese a ello, la defensa no ha bajado el nivel y ha sido uno de los motivos que han llevado al CBT a escapar de la zona baja de la tabla. En los últimos cinco partidos, ningún rival ha sido capaz de anotar más de 70 ante los tarraconenses. 

Un caso de coronavirus en la plantilla del Gran Canaria sembró el miedo entre la expedición que había vuelto escasos días de la isla con el triunfo en el bolsillo. Pese a que todos los miembros del club dieron negativos, el CBT no pudo disputar las dos primeras jornadas del año, además de tener que detener los entrenamientos durante unos días. El parón, afirmó Berni, supuso un problema para el ritmo del equipo, que pasó de ir con la quinta marcha a poner el ralentí. 

Los pívots, mermados

La zona interior azulona ha estado castigada durante el inicio de temporada. La incorporación para la posición de cinco, David N’Diaye, no pudo debutar hasta dos meses después de su fichaje con el club. Además, en el encuentro ante el Gran Canaria se lesionó, sufriendo un edema en la rodilla, aunque pudo ser titular este fin de semana. 
Ferran Torres también ha tenido problemas físicos en este arranque de competición. El emblema cebetista arrastró durante muchas semanas dolor en el tobillo, y estas últimas semanas se le han incorporado molestias en la espalda, que le habían impedido entrenar con balón durante prácticamente un mes. Sin embargo, Torres pudo volver a jugar ante el Jairis y su presencia revalorizó el poste bajo del equipo. 
Jordi Barberà es otro que ha sufrido molestias, aunque pudo jugar a pesar de ser duda hasta el último momento.

Fin de la temporada para Vinós

El de la lesión de Víctor Vinós fue la confirmación del último varapalo, no solo para el jugador, sino para toda la plantilla. Más bien dicho, la confirmación de la grave lesión que había sufrido, pues había la esperanza que su percance en el ligamento cruzado no iba a provocarle perderse el que resta de temporada, los próximos seis meses. Vinós había llegado este verano como un fichaje de presente y futuro, y Berni no escondió el golpe que había supuesto la noticia. «Es muy duro. Para él, por su compromiso y por verle tan triste. Estos son los peores momentos del deporte, pero ahora toca estar a su lado, ayudarlo, acompañarlo al máximo en este proceso y seguro que saldrá más fuerte».

Pese a las dificultades aunque pudiendo respirar tranquilo en la tabla, el CBT confía en recuperar el mejor tono físico en sus jugadores y que las lesiones respeten a la plantilla durante este 2021. 

Segundo triunfo seguido en el Serrallo

Siendo un recién ascendido a la LEB Plata, los tarraconenses notaron la falta de su afición en los primeros encuentros que se jugaron en el Serrallo. Los dos primeros triunfos en la competición llegaron a domicilio, de hecho, en la pista de El Ventro CBV y el CB Pardinyes, mientras que los tres primeros encuentros en el Serrallo acabaron en derrota local. 
La dinámica ya ha cambiado, y el CBT quiere recuperar el Serrallo como fortín. De momento, ya son dos triunfos consecutivos, y mantener el pabellón tarraconense como inexpugnable será vital para asegurar la permanencia a la categoría, el gran objetivo de la temporada, que va camino de cumplirse.

Temas

Comentarios

Lea También