Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Guillem Segú, campeón del mundo juvenil de Raceboard

El reusense se coronó en el Mundial que se ha disputado en aguas de Salou con la participación de 83 regatistas internacionales

Diari de Tarragona

Whatsapp
Varios participantes compiten en una de las regatas del Mundial, con el Cap Salou de fondo. Foto: Patrik Pollak

Varios participantes compiten en una de las regatas del Mundial, con el Cap Salou de fondo. Foto: Patrik Pollak

El Campeonato del Mundo de Raceboard de Salou echó el cierre con un gran éxito por parte del club local, tanto a nivel organizativo como deportivo. Dos regatistas del Club Nàutic Salou, Guillem Segú y Laura Barea, se coronaron en la categoría juvenil, mientras que en categoría absoluta, Toni Colomar fue top-5 y Laura Cabezas, sexta. Los españoles Iván Pastor y Blanca Manchón se hicieron con el título mundial en aguas de Salou.

El reusense Guillem Segú logró alzarse con el título juvenil tras finalizar 19º entre los 72 competidores de categoría masculina (una decena de ellos en edad juvenil). El joven representante del CN Salou estuvo en las once regatas dentro de los 30 primeros, con un 12º puesto como mejor resultado. Su compañera de equipo Laura Barea, natural de Guissona, fue novena entre las chicas, primera juvenil.

El windsurfista alicantino Iván Pastor, del equipo Movistar, ganó el Campeonato del Mundo de Raceboard de Salou tras sumar ocho victorias en las once pruebas que se disputaron, lo que le permitió alzarse con su undécimo título mundial de la categoría. El francés Nicolas Huguet, vencedor en las tres mangas que cedió el español, terminó subcampeón, mientras que el bronce se lo colgó el brasileño Jorge Maciel. El mejor clasificado del CN Salou fue Toni Colomar, quinto con tres terceros puestos parciales y primero de la categoría Heavy.

Iván Pastor y Blanca Manchón se proclamaron campeones absolutos

«Ha sido un campeonato al que no he llegado con mucha presión porque la temporada de RS:X ha sido muy dura y no he podido entrenar en esta modalidad todo lo que me habría gustado», apuntó Iván Pastor tras lograr el título, «aunque desde el principio me he encontrado bien en el agua y he visto que podía ser competitivo», aseguró el windsurfista olímpico.

Mientras, en categoría femenina, el dominio fue de la sevillana Blanca Manchón, que se proclamó campeona del mundo tan sólo siete meses después de su maternidad. La andaluza logró ocho victorias en las nueve mangas disputadas, dos de ellas en la última jornada junto con un segundo puesto que ya le aseguró su sexto título mundial absoluto en las tablas de vela, por delante de la finlandesa Tuuli Petaja, subcampeona olímpica en la clase RS:X en Río 2016 y que también fue segunda en Salou. Otra finlandesa, Aleksandra Blinnikka, cerró el podio, con Laura Cabezas, del CN Salou, en sexta posición.

Con este nuevo título mundial, en este caso en una modalidad no olímpica como la de Raceboard, Manchón demuestra estar «completamente recuperada» del alumbramiento de su primer hijo hace apenas siete meses.

La regatista del Training For Gold y Blondy se mostró exultante por este éxito: «No me esperaba estar en estas condiciones a estas alturas de la temporada y con un bebé de siete meses recién cumplidos durante el campeonato», recalcó la pentacampeona del mundo de la clase RS:X.

«Esto me da unas fuerzas increíbles de cara a lo que resta de temporada, que es donde me juego la beca, y sobre todo para el ciclo olímpico de Tokio 2020. Y espero que sirva de acicate para recuperar el apoyo de los patrocinadores que perdí al quedarme embarazada y abandonar momentáneamente la competición», concluyó Manchón.

Comentarios

Lea También