Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Gus Ledes: 'Es una vergüenza que nadie sancione a Oliver'

El exrojinegro, que ahora milita en el Numancia, lamenta la sanción al club y apunta al antiguo propietario como único y gran culpable de la insostenible situación

Diari de Tarragona

Whatsapp
Gus Ledes: 'Es una vergüenza que nadie sancione a Oliver'

Gus Ledes: 'Es una vergüenza que nadie sancione a Oliver'

Gus Ledes (Braga, 1992) salió del Reus a finales de enero, una vez LaLiga expulsó al equipo de la competición y le infringió una sanción de tres años sin fútbol profesional. Un castigo que ha mantenido el Tribunal Administrativo del Deporte después de la resolución que emitió el pasado lunes. 

Ledes no se ha mantenido al margen de esa actualidad triste que envuelve al club rojinegro. El centrocampista, que cumplía su segunda temporada en el club, fichó por el Numancia, donde todavía milita. Tras conocer la ratificación del TAD sobre la sanción, el luso confirmó al Diari que «todos más o menos esperábamos que no rebajarían esa sanción. LaLiga ha querido dar ejemplo. Es una pena todo lo que está ocurriendo, porque hay gente muy buena en el Reus y no se lo merecen».
Para Ledes el culpable tiene nombre y apellidos. «El único culpable de todo esto es Joan Oliver. Nos mintió y lo que pasamos fue algo horrible. Hubo gente en el club que sufrió mucho, sobre todo los trabajadores. Lo que hizo no tiene nombre». Por eso, el medio admite que «es una vergüenza que nadie sancione a Oliver. Tengo cariño al Reus y a la ciudad y me sabe mal que estén pagando por la irresponsable gestión de esa persona».

El jugador, que se ha ganado un puesto en el once titular del Numancia, entiende las críticas que algunos aficionados vertieron sobre los futbolistas que denunciaron al Reus por los impagos. «Respeto todas las opiniones, pero nosotros hicimos lo que cualquier trabajador haría en su empresa. Con eso lo que queríamos es que la situación se solucionara de forma total, no sólo que nos pagaran a nosotros, también al resto de trabajadores. Si Oliver no hubiera cumplido, no estaríamos hablando de esto. Hubiéramos disfrutado porque había una plantilla para disfrutar». 

La venta que no se hizo
El Reus tuvo la opción de traspasar a Gus Ledes en el pasado mercado veraniego, una operación que nunca llegó a fructificar. «En verano llegué a asumir que me iría, porque me dijeron que necesitaban el dinero y era una buena oportunidad de hacer caja. Conforme fueron pasando los días me di cuenta de que no se iba a hacer y no lo entendía. Si necesitaban el dinero ¿por qué no me vendieron?».
La próxima semana debería disputarse el Numancia-Reus, un partido que «hubiera jugado con el Reus porque no me hubiera ido si Oliver hubiera cumplido», concreta Gus.

Temas

Comentarios

Lea También