Más de Deportes

Mar es ahora Ian Dueso, el joven talento del CD Riudoms

Fútbol Femenino. Con 17 años destaca en el equipo, de categoría Nacional, y ya ha anotado siete goles. En Sant Gabriel regresó a la titularidad después de someterse a una intervención de cambio de género

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
La extremo del CD Riudoms, Ian Dueso, durante un partido de esta temporada. foto: xavi guix

La extremo del CD Riudoms, Ian Dueso, durante un partido de esta temporada. foto: xavi guix

No hay prejuicios ni condiciones en la vida de Ian Dueso, un extremo zurdo que en el tapete futbolístico exhibe destreza y en la vida libertad para alcanzar su felicidad. Desde este pasado verano se ha involucrado en el proyecto del CD Riudoms femenino, tras un paso fructífero por el CF Reus en edad de formación. Con sólo 17 años, Dueso se ha confirmado como uno de los talentos más efervescentes del fútbol fem catalán. No en vano ha visitado la selección en varias edades; de la sub-12 a la sub-17.

Cuando aceptó el reto riudomense, muchas dudas inundaban su presente. No sabía si iba a quedarse en la primera plantilla, en la antesala de la élite, o le relegarían al filial. Su rendimiento se ha encargado de derribar sospechas. La capacidad para sortear rivales y acudir al gol le ha puesto en el escaparate, a pesar de ausentarse durante tres meses, entre el coronavirus y una operación personal. El caso de Ian resulta un claro ejemplo de rebeldía ante el conformismo. Suele ocurrir con los extremos, inquietos y con un punto de bohemia natural.

En su precoz aparición en el exigente viaje de la etiqueta Nacional, los números consolidan su progreso. Acumula siete goles, los dos últimos de gran valor, en el envite de este fin de semana ante el Sant Gabriel, segundo clasificado del grupo. Ian regresaba a una titularidad después de ese intervalo de desconexión y volvió como si nada, enseñó rendimiento inmediato. En el campo del Sant Gabriel se encargó de acentuar el excelente momento que vive el Riudoms. Anotó las dos primeras dianas de un gran triunfo (0-3) y su equipo acumuló 10 jornadas sin conocer la derrota. Con 34 puntos prácticamente ha firmado la permanencia en la categoría por primera vez en la historia del proyecto. Un éxito de mérito.

«Cuando llegué al club no sabía para qué equipo me querían, pero estoy feliz por cómo me han salido las cosas. Para mí es un orgullo formar parte de este equipo», reflexiona el protagonista. Sus dos aciertos en Sant Gabriel disponen de dedicatoria. «Son para Andrea Vernet, nuestra central, que en Zaragoza sufrió una lesión un poco complicada».

La búsqueda

Ian también se ha armado de valentía para satisfacer una necesidad personal y vital. Desde pequeño había sentido la inquietud por un cambio de género y, tras mucho tiempo dándole vueltas, en agosto decidió dar el paso. Se lo comunicó primero a sus familiares y luego a los amigos y a su entorno más cercano, en el que se encuentran sus compañeras de equipo. Desde el minuto uno ha recibido el respeto y la comprensión de todos. «Estoy agradecido y no me da ningún reparo explicarlo. Es una necesidad que tenía desde hace tiempo y la he cumplido».

De este modo, la pequeña Mar se ha convertido en Ian, tal y como figura su nombre en todos los nuevos documentos oficiales que posee. «Duesito», como le conocen desde la infancia en un campo de fútbol, se esfuerza ahora para corroborar todas las buenas referencias deportivas que ha creado entre los especialistas. Compagina su actividad en el verde con un ciclo medio de auxiliar de enfermería. No ha olvidado los estudios.

El sábado, ante el Terrassa, en uno de los últimos tres compromisos del campeonato. «Duesito» intentará dejar otra huella de calidad futbolística. La de la vida ya la ha dignificado.

Dos años más en el fútbol femenino

El cambio de género que se ha realizado Ian Dueso le lleva ahora a un proceso de dos años más con fútbol femenino. Ian está siguiendo un tratamiento de testosterona que todavía no ha completado y el reglamento dice que hasta que no lo finalice puede continuar jugando en el campeonato femenino.

Temas

Comentarios

Lea También