Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ike Uche, delantero del Nàstic: 'Siempre se espera mucho de mí'

Entrevista al fichaje estrella del Nàstic

Jaume Aparicio López

Whatsapp
El delantero nigeriano ayer tras la sesión de entrenamiento del primer equipo en el campo anexo al Nou Estadi. Foto: Pere Ferré

El delantero nigeriano ayer tras la sesión de entrenamiento del primer equipo en el campo anexo al Nou Estadi. Foto: Pere Ferré

- ¿Cuáles son sus primeras impresiones en el Nàstic?

- Son buenas. Estamos en la línea que queremos, aunque debemos mejorar en algunas cosas. Hay un buen grupo. Trabajador y que quiere seguir superándose en muchos aspectos.

- Tardó en marcar con la camiseta del Nàstic ocho minutos. Para un delantero, ¿eso quita presión?

- Todos los futbolistas que jugamos arriba deseamos, a parte del trabajo colectivo, si es posible, encontrarnos el gol. Ayuda hacerlo pronto.

- ¿Cómo ha sido su adaptación al vestuario del Nàstic?

- Ha sido más que rápida. Conocía algunos compañeros de haber jugado con ellos. El proceso ha sido fácil gracias a ellos. Pero en general, es un vestuario sano que facilita la llegada a los nuevos.

- Vicente Moreno es un técnico que trabaja muchos conceptos tácticos. ¿Cómo lleva asumir toda esa información?

- Como dices, el míster es un entrenador que le gusta mucho la táctica y que trata de inculcar bastantes elementos a los futbolistas que llegan. Nuestra obligación es aprender rápido y acostumbrarnos al estilo de juego lo antes posible por el bien del equipo. Pero no todo es nuevo. Hay algunas cosas que ya sabes de memoria porque llevas años jugando al fútbol.

- Este año son muchos los jugadores nuevos. ¿Se debe pedir más paciencia a la afición para que todos se adapten?

- Sí. Nosotros la tenemos. La parte de fuera hay veces que no lo entiende. Tener tantos futbolistas nuevos necesita su tiempo para que nos entendamos entre nosotros.

- Por su trayectoria, su fichaje es el más ilusionante para la grada, ¿asume esa mayor exigencia?

- Lo entiendo y lo asumo con naturalidad. Estoy acostumbrado. Siempre se espera mucho de mí. No es la primera vez que me pasa. Yo también quiero aportar grandes cosas y tratar de ser un jugador importante, pero no sólo yo, sino todos mis compañeros.

- ¿Para un jugador de su categoría, es difícil dar el paso de bajar una categoría?

- Eso depende de cómo lo plantea cada uno. Si lo miras desde fuera puedes pensar que después de tantos años en Primera esto puede ser un paso atrás. Yo no lo veo así. Además, en esta profesión no puedes estar siempre arriba. A veces tienes que retroceder. La vida es así. Ya me tocó ir a Segunda para volver a Primera. Y lo hice.

- ¿Qué le engancha del Nàstic?

- Por una parte el proyecto que me explicaron y que además funcionó muy bien la temporada pasada. Los amigos que tengo aquí también ayudaron.

- El año pasado, durante el mercado de invierno, se le vio por el Nou Estadi. Y no era la primera vez que venía a Tarragona.

- En ese momento no había intención de venir. Simplemente quería ver a un equipo en el que tengo amigos. Incluso cuando estuve en el Villarreal venía a ver a la familia que tengo aquí y cenar o comer con ellos.

- Era su hermano Kalu quien sonaba como fichaje.

- Estuve al caso de todo. Sencillamente no salió como querían las dos partes. Sucede muchas veces.

- Segunda siempre se le ha dado bien. En sus últimas cuatro temporadas en la división de Plata ha logrado un ‘pichichi’ (2005-06) y superando en todas ellas las diez dianas.

- Es verdad que en Segunda siempre me han salido las cosas bastante bien. Pero cada año es diferente. El pasado no importa. Lo que importa es que el futuro salga bien y que todo lo que haga sea en beneficio del equipo.

- Viajó de Nigeria a Ferrol con 17 años, siendo un crío.

- Es un cambio difícil. No conoces el idioma, ni tienes a nadie y tampoco sabes cómo funcionan las cosas. Es complicado. Pero si quería dedicarme al fútbol tenía que hacerlo.

- ¿Qué le motivó?

- El fútbol. Quería jugar a fútbol. Como cualquier niño que viene de Nigeria era una pasión. No me importaba lo que pasara a mi alrededor. Sólo quería jugar y jugar.

- ¿Algún jugador?

- No conocía a tantos. Algunos jugadores nigerianos. Empezaban a salir Kanu, Okocha, etc. No es como ahora que el fútbol llega a todos los rincones.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También