Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Gran éxito

Isaac Arques ayuda al Daegu a hacer historia

El ampostino es analista táctico del primer equipo de este club de Corea del Sur, que ha ganado la Copa de Corea, primer título desde su creación

V. Maigí

Whatsapp
El ampostino Isaac Arques dando instrucciones.  FOTO: cedida

El ampostino Isaac Arques dando instrucciones. FOTO: cedida

Isaac Arques Soriano (Amposta, 37 años) y su equipo, el Daegu FC de Corea del Sur, están viviendo un momento histórico tras la consecución de la Copa de Corea (equivalente a la Copa del Rey), primer título de la entidad desde que se creó en 2002. 

La tarea del ampostino en el club consiste, como él mismo explica, «en analizar los partidos de los rivales ante los que tiene que jugar el primer equipo del Daegu FC. Cada semana visualizo los vídeos de los encuentros anteriores y hago un resumen de sus fortalezas y debilidades». El ebrense sigue diciendo que «es un trabajo que requiere mucha observación y sintetizar en pocos minutos todas aquellas cosas que creo que son interesantes de tener en cuenta para preparar el partido. Cómo atacan, cómo defienden, cómo hacen las transiciones, qué hacen a balón parado..Intenso buscar donde son peligrosos y donde les podemos hacer daño». 

Superiores en la final
Su labor ha ayudado al conjunto coreano a ganar una Copa de Corea que disputaron a doble partido contra el Hyunday Ulsan. En el partido de ida el Daegu FC ganó 1-2 y en casa superó al adversario por 3-0. Isaac comenta que «el hecho de lograr el primer título para el Daegu FC y el primero para mí como profesional hace que esté contento y orgulloso de ser parte de este éxito. Anteriormente había conseguido algún título en fútbol base, pero sin tener esta magnitud». 

Isaac explica a cerca del Daegu FC que «la verdad es que tengo que decir  que somos una entidad modesta. Hace dos temporadas estábamos en Segunda y ahora llevamos dos campañas en Primera División (este año han sido séptimos de doce equipos), trabajando duro para poder mantener la categoría». 

Con todo, la afición está «muy contenta. A pesar de que el fútbol no se vive con la misma pasión que en Europa, se notó que este título era especial. El día de la final tuvimos la mejor entrada de la temporada y nos apoyaron mucho. Al final del partido todos bajaron al campo a saludar a los jugadores. Tras la entrega del trofeo se hizo una fila enorme en la que los jugadores y los técnicos dieron la mano a todos los seguidores. Estas cosas aquí sirven para crear afición y sentimiento de pertenencia al club». Isaac continúa diciendo que «el estadio tiene capacidad para 65.000 personas y el día de la final había 18.000. En partidos de liga normalmente hay entre 3.000 y 6.000. La temporada que viene pasaremos al nuevo estadio de 10.000 espectadores y el ambiente será mejor». 

Además de tener ‘casa’ nueva, la próxima campaña, el Daegu FC, gracias a ganar la Copa, disputará por primera vez la Copa de Asia: «será un buen momento para enganchar a la gente y para que nos mantengamos en Primera sin sufrimientos, además de consagrarnos como equipo que quiere luchar por más cosas. A nivel individual, quiero seguir aprendiendo y evolucionando como entrenador. También pretendo mejorar con el idioma y seguir creciendo en los proyectos personales que me voy marcando». 

Por otro lado, el de la capital del Montsià también entrena al equipo sub’15 del Daegu FC con en el que a nivel local ha ganado Liga y Copa demostrando la calidad que atesora, y se encarga de la captación de nuevos jugadores para el siguiente año.  

Un año de contrato
Isaac llegó al Daegu en enero de 2017 (contrato de un año), y en diciembre pasado le renovaron por dos años, con lo que todavía le resta una campaña en el club coreano. 

Temas

Comentarios

Lea También