Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Javi Márquez no seguirá en el Nàstic

Fútbol. El futbolista badalonés anuncia que no renovará pese a su voluntad de seguir en el club para devolverlo a Segunda

Diari de Tarragona

Whatsapp
Javi Márquez no seguirá en el Nàstic

Javi Márquez no seguirá en el Nàstic

El Nàstic se vuelve a quedar sin capitán. Si hace unos días era Bernabé Barragán, segundo al mando del vestuario, el que ponía punto y final a su etapa en Tarragona, este viernes fue Javi Márquez, el jefe del grupo esta pasada temporada, el que anunciase su marcha. Aunque los motivos son bien diferentes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

COMUNICADO JAVI MARQUEZ. Os dejo desde mi corazón en este post un mensaje a toda la afición del Nàstic de Tarragona.

Una publicación compartida de Javi Márquez (@javimarquez_6) el

En el caso del centrocampista, el badalonés tenía toda la intención de seguir en el Nou Estadi. Había decidido asumir el presumible recorte salarial para seguir en Tarragona. Según detalla el futbolista en una carta pública de despedida destinada a la afición grana, la razón fundamental por la que quería continuar vestido de grana era «porque en los últimos partidos me había encontrado en mi mejor momento en el Nàstic, tras sobrepasar una época difícil en lo personal y en lo colectivo».  El curso de Javi Márquez ha estado marcado por una complicada lesión que se produjo a apenas 48 horas de iniciar el campeonato. Un inoportuno obstáculo que le impidió desplegar su fútbol en el plan diseñado por Xavi Bartolo. El centrocampista encajaba a la perfección en ese sistema. Sin embargo, los problemas físicos le tuvieron apartado de los terrenos de juego más tiempo del previsto, pese a los esfuerzos del jugador por encontrar el mejor tratamiento y recortar plazos. Sus primeros minutos fueron en la victoria frente al Prat 1-3, con Seligrat ya en el banquillo grana. Después de un nuevo parón de cinco partidos, volvió con fuerza al once en Castalia, anotando uno de los mejores goles de la temporada desde su propio campo.

Márquez reconoce que «habían llegado buenos partidos y sentía que podía ser no sólo útil, sino importante en el equipo» ya que se encontraba «en mi mejor momento físico de las últimas dos temporadas, recibiendo la confianza del técnico y con fuerza mental de seguir siendo el capitán del equipo dentro y fuera del campo». Una afirmación que deja entrever la voluntad también de Toni Seligrat de poder seguir contando con el mediocentro badalonense.

El jugador de 34 años asegura «haber expresado a la entidad mi voluntad de hacer un esfuerzo contractual» para tratar de alcanzar un acuerdo pero, según el futbolista, no ha encontrado esa «misma idea y mi percepción, tratando ser objetivo, ha sido que el Club no ha mostrado un mínimo convencimiento». El jugador no quiere entrar en detalles sobre la propuesta que le ha hecho llegar la entidad, pero sí deja claro que «al conocer la postura reiterada del Club  he llegado a la conclusión que no hubiera hecho un favor ni a mi mismo ni al propio Nàstic aceptando su planteamiento». Márquez dice no haber sentido la confianza que, en su opinión, «cualquier club - en todos sus estamentos- debe tener en sus futbolistas y empleados».

Pese a todo, «agradezco la propuesta de renovación pese a no haber llegado a entendernos» y queda a expensas de una nueva propuesta futbolística en la que «reciba la confianza que todo profesional en cualquier ámbito necesita».

El que ha sido capitán grana se despide con «admiración a los aficionados, que han sufrido mucho, demasiado, en los últimos tiempos y han tenido un comportamiento excelente», al tiempo que lamenta «no haberos dado más alegrías». En su lista de agradecimientos incluye a sus compañeros, empleados, el cuerpo técnico, dirección deportiva, directiva, medios de comunicación, etc.

Márquez se va con «la conciencia tranquila que he sido, dentro y fuera del campo, respetuoso y leal siempre con la institución y sus aficionados».

Javi Márquez llegó al Nàstic en enero del 2018 procedente del New York Cosmos. En estos dos años y medio ha disputado 49 partidos entre Segunda, Segunda B y Copa, anotando 3 goles.

La carta al completo:

Quiero anunciar a la afición grana que no continuaré en el Nàstic de Tarragona la próxima temporada. Tras unas breves conversaciones no hemos llegado a un acuerdo y, debemos dar por finalizada nuestra etapa juntos, pese mi voluntad de seguir para ayudar al Club y a su afición a regresar al lugar que Tarragona merece. Sin ningún tipo de reproche, sí quiero ser honesto, transparente y explicar,desde el respeto, que tenía la intención de seguir por una razón fundamental: en los últimos partidos me había encontrado en mi mejor momento en el Nàstic, tras sobrepasar una época difícil en lo personal y en lo colectivo. Habían llegado buenos partidos y el rendimiento, sentía que podía ser no sólo útil, sino importante en el equipo. Sería el primero en admitir lo contrario, pero honestamente estoy mi mejor momento físico de las últimas dos temporadas, recibiendo la confianza del técnico y con fuerza mental de seguir siendo el capitán del equipo dentro y fuera del campo.

Las dos partes, no obstante, deben tener la misma idea y mi percepción, tratando ser objetivo, ha sido que el Club no ha mostrado un mínimo convencimiento. Sin entrar en detalles, he expresado a la entidad mi voluntad de hacer un esfuerzo contractual, pero al conocer la postura reiterada del Club, he llegado a la conclusión que no hubiera hecho un favor ni a mi mismo ni al propio Nàstic aceptando su planteamiento. Después de una carrera larga, entiendo que cualquier club - en todos sus estamentos debe tener futbolistas y empleados a los que haga sentir que tienen la confianza de la institución. Yo no he sentido ahora que era mi caso. Igualmente, agradezco la propuesta de renovación pese a no haber llegado a entendernos.

Mi carrera deberá seguir donde reciba la confianza que todo profesional en cualquier ámbito necesita. Así las cosas, queda únicamente despedirme.

Digo adiós con admiración a los aficionados, que han sufrido mucho, demasiado, en los últimos tiempos y han tenido un comportamiento excelente. Lamento no haberos dado más alegrías. Han sido tiempos duros y pese a ello siempre nos hemos sentido respaldados.

También quiero despedirme de corazón de mis compañeros, a los que deseo éxito y estabilidad, como también a los trabajadores y trabajadoras que ojalá vean mejorar su situación laboral pronto.

También expresar mi respeto y gratitud al entrenador, cuerpo técnico, a la dirección deportiva y también a la directiva.

No me olvido de los medios de comunicación que cubren al Nàstic, todos con el deseo común de contar buenas noticias. Gracias por el respeto y la objetividad.

Desgraciadamente, uno no puede controlar los percances físicos que ocurren en el deporte, pero me voy con la conciencia tranquila que he sido, dentro y fuera del campo, respetuoso y leal siempre con la institución y sus aficionados. He trabajado cada día con profesionalidad y buenos hábitos.

Me he sentido feliz en los buenos momentos y he sufrido mucho los malos. Como cada persona que quiere al Nàstic.Así me gustaría que me recordarais. Como persona, mi familia y yo, nos marchamos agradecidos y privilegiados de haber sido parte del Nàstic y de haber conocido y formar parte de la buena gente de Tarragona.

Gràcies a tothom.

Javi Márquez.

Temas

Comentarios

Lea También