Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes ENTREVISTA

Joan Olivé: "No esperaba ser campeón!"

El MarcVDS, equipo en el que expiloto de Perafort trabaja como Team Manager, consiguió hace dos semanas el mundial de Moto2 con Álex Márquez

IVÁN JÉREZ

Whatsapp
Joan Olivé celebra junto a Álex Márquez el título de Campeón del Mundo.  FOTO: IVÁN JÉREZ

Joan Olivé celebra junto a Álex Márquez el título de Campeón del Mundo. FOTO: IVÁN JÉREZ

Joan Olivé abandonó la competición en 2010. Sin embargo, nunca se ha desvinculado del campeonato del mundo de MotoGP donde ha seguido trabajando y aportando su experiencia a varios equipos. Ahora trabaja como Team Manager en el equipo Marc VDS del campeonato del mundo de Moto2 y este año ha conseguido ser campeón del mundo de Moto2 con Álex Márquez. Con este, son ya 5 los mundiales que ha conseguido el tarraconense con los equipos para los que ha trabajado: 2 con RedBull KTM Ajo, 2 con Ajo Motorsport y 1 con Marc VDS. Desde 2012 hasta 2018, hizo la misma función en el equipo Red Bull KTM Ajo, sin embargo, este año aceptó la oferta de Marc VDS para cambiar de aires y ponerse al frente de un remodelado equipo de Moto2 que ha contado con Álex Márquez y Xavi Vierge en sus filas.

Cambió de equipo para este año y parece que le ha sentado bien. Estoy muy contento con el cambio. Creía mucho en Álex porque lo había ido siguiendo en los últimos años en Moto2 y sabía que si creábamos un buen ambiente en el equipo conseguiríamos triunfar y los resultados así lo abalan. Me motivaba porque llevaba ya unos años haciendo el mismo trabajo, pero con KTM y Red Bull y esto me ha enseñado a aprender cosas nuevas. El cambio ha traído un mayor volumen de faena, pero por otro lado también una mayor satisfacción.

¿Qué valoración hace de la temporada?

Por la parte de Álex ha sido una temporada muy buena pero sobre todo estoy contento con el grupo de trabajo que hemos creado porque se están haciendo las cosas como se deben y el resultado de Álex no es más que el fruto del trabajo del año.

¿Esperaba ser campeón del mundo?

La verdad es que no porque no es algo que pienses cuando inicias un nuevo reto, sino que piensas más a corto plazo y en lo que tienes quehacer para que todo funcione bien y lleguen los resultados. Tienes el deseo de que todo vaya bien, pero es algo que no puedes controlar y te centras en hacer bien el trabajo.

Se enfrentaron todos al reto de los nuevos motores Triumph de 750cc. ¿Cuál es la mayor diferencia respecto a los de 600cc?

Al cambiar el motor también han cambiado los chasis y electrónica y esto el primer año requiere más inversión y más test para ponerlo todo a punto. Son motos con más potencia, con más par motor y se tiene que pilotar de una forma más parecida a una MotoGP, lo cual está bien porque prepara a los pilotos para el salto.

Desde fuera parece que se ha visto a un Álex Márquez más maduro, ¿es así?

Antes de llegar al equipo nunca había trabajado con Álex, pero he visto que ha llegado muy maduro y muy preparado a este reto. Desde el primer momento ha creído en todo el equipo y es muy importante tener mucha confianza en el entorno que te rodea. Él creía en nosotros y nosotros en él.

¿Qué destacaría de él?

Tenía la velocidad, experiencia y la tranquilidad de afrontar los momentos buenos y malos para después sacar provecho. Eso ha hecho que en los momentos que nos ha costado más hayamos podido recuperarnos más rápido que nuestros rivales.

Cada vez se deshace más de que le nombren como «el hermano de...».

Después de ganar cinco carreras a mitad de temporada casi seguidas todo cambia. Evidentemente le trae cosas positivas, pero en otros momentos le crean una presión extra que tiene que saber conllevar. Los resultados de este año le hacen ser Álex Márquez y no hermano de Marc. Se lo ha ganado con sus resultados, es doble campeón del mundo y eso es algo que pocos pilotos pueden decir.

¿Cuál ha sido el momento clave de la temporada?

Para mi el momento clave fue Jerez. Álex se cayó en la primera vuelta, destrozó la moto, hubo bandera roja, conseguimos repararla en tiempo récord y conseguimos que saliese a pista. A pesar de que acabó 24º, fue una demostración de las ganas y el compromiso del equipo por conseguir este mundial.

¿Qué necesita un piloto para ser campeón del mundo?

No es fácil porque influyen muchos factores. En el caso del Álex el año pasado tenía claro que era un momento bueno porque tiene experiencia y la velocidad, lo más importante. Los dos factores principales es tener el talento y experiencia para saber gestionar un campeonato que dura casi 10 meses de carreras.

Temas

Comentarios

Lea También