Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan Oliver: 'Esta historia va a tener un buen final'

El máximo accionista del CF Reus aseguró en la cena de fin de curso del club que 'vamos a cumplir los objetivos'
Whatsapp
Los capitanes y jugadores del fútbol base, junto a dirigentes y autoridades.  Foto: Xavi Guix/CF Reus

Los capitanes y jugadores del fútbol base, junto a dirigentes y autoridades. Foto: Xavi Guix/CF Reus

Joan Oliver, máximo accionista del CF Reus, mandó un mensaje optimista en la cena de final de curso que el CF Reus celebró en el Pavelló Olímpic. Oliver fue invitado a tomar la palabra por el presidente del club, Xavier Llastarri, que ejerció de maestro de ceremonias y que, de paso, le colocó el escudo de oro de la entidad «por todo los esfuerzos que están poniendo en este proyecto». Llastarri también destacó la temporada histórica que ha protagonizado la primera plantilla, justo antes que Oliver cogiera el mando.

Éste suele ser poco amigo de actos públicos. Ante los padres, niños y niñas del fútbol base, el dirigente soltó un mensaje claro, conciso y esperanzador. «Esta es la historia en la que lo único que no sabemos es la duración, pero seguro que tendrá un buen final. Estamos en una película que sabemos cómo acaba; acaba subiendo y cumpliendo los objetivos. No sé si la película durará 30, 60 o 90 minutos, nos da igual, pero juntos lo lograremos».

Oliver también se acordó de los resultados más recientes. «Estamos contentos con lo que hemos logrado esta última temporada, pero queremos más». El máximo accionista, con su versión de los hechos, arrancó el aplauso de la platea, que sigue confiando en su idea ambiciosa. En ella escucharon atentos los cuatro jugadores de la primera plantilla, Masqué, Sellarès, Moyano y Ramon Folch. También el cuerpo técnico al completo, con Natxo González a la cabeza.

 

El alcalde y Llastarri

Mientras, Xavier Llastarri aprovechó el momento para dirigirse al alcalde, Carles Pellicer, que completó toda la cena a su lado, pidiéndole que «el Reus es un activo de la marca Reus. El apoyo a nuestro club tendría que ser una de las prioridades del Ayuntamiento». Pellicer le contestó en su intervención. «Sabemos que los tiempos económicos han cambiado, pero vamos a estar al lado del club». En total, unas 600 personas se dieron cita en una cena que ya se ha convertido en tradición cada final de temporada. Hasta ahora, con los objetivos más modestos, el Reus la solía celebrar en mayo, justo al final del campeonato. Con la participación en el histórico play off a Segunda División, el club se ha visto obligo a posponerla, aunque con gusto. «No sabemos si el año que viene la vamos a celebrar un poco antes o un poco después, pero estamos convencidos de que cumpliremos el objetivo», sentenció un Joan Oliver cercano a su gente.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También