Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Joan Oliver asume la responsabilidad en la crisis de las fichas de jugadores del CF Reus

El máximo accionista de la SAE pide perdón ante la imposibilidad de inscribir a los jugadores

Iñaki Delaurens

Whatsapp
El presidente del CF Reus, Xavier Llastarri, y el máximo accionista, Joan Oliver. FOTO: Alfredo González

El presidente del CF Reus, Xavier Llastarri, y el máximo accionista, Joan Oliver. FOTO: Alfredo González

La culpa es de Joan Oliver. Así lo ha asumido el máximo accionista del CF Reus en una rueda de prensa junto al presidente, Xavi Llastarri, para explicar su versión del bloqueo de la ficha de siete jugadores y la no incorporación del delantero Isaac Cuenca.

Oliver ha asumido la responsabilidad de todo el problema financiero y ha pedido perdón a la plantilla, afición y secretaría técnica. Ha argumentado que el Control Económico de la LaLiga a tres días del primer partido no dio credibilidad al presupuesto de los cerca de 4 millones que el club había presentado para esta temporada, similar a la campaña anterior. Hecho que dejó sin inscribir a los siete jugadores con contrato.

Ante esta situación, la institución liguera propuso al club reusense hacer un depósito de 3 millones de euros antes del 21 de agosto para poder inscribir al resto de jugadores. El CF Reus abrió una vía de trabajo financiera para buscar los ingresos y también empezó un capítulo de alegaciones, ya que el sistema de Control Económico de LaLiga estaba excediendo, según el club, sus competencias y funciones. 

Según Oliver, los motivos de LaLiga para no dar su visto bueno a los presupuestos rojinegros se pueden basar en las dificultades económicas que pasó el CF Reus a finales de la temporada pasada, que por suerte para el club ganxet se resolvieron. Cabe recordar que los pagos de las fichas de algunos jugadores se retrasaron y podría ser uno de los argumentos de la competición para desconfiar de las partidas presupuestarias del Reus. 

Ante esta falta de credibilidad, el Control Económico de LaLiga impuso el presupuesto mínimo para jugar en Segunda División A, que es de 2,3 millones. Gracias a las reclamaciones del club rojinegro el ente liguero accedió a inscribir alguno de los jugadores con el salario más bajo y les dejaba contratar a dos más por debajo de los 90.000, el mínimo permitido.

El CF Reus no comparte esta decisión, acusando a LaLiga de extralimitarse en sus labores y competencias, y sigue buscando maneras legales para dejar inscribirle los jugadores. Al final, la competición aceptó ampliar el límite salarial 500.000 euros, hasta 2,8 millones y el club propuso cuatro nombres. Se inscribió a Shaaq, Olmo y Linares, pero no a Isaac Cuenca, otro de los propuestos.

El caso Isaac Cuenca

Pese a que Cuenca aceptó rebajarse el sueldo al mínimo para jugar en Segunda División, con una revisión del contrato en caso que se aumentará el límite salarial del club, según LaLiga el caché del jugador era superior a la propuesta económica y por ello no le dejaba inscribirse en la competición.

El último día de mercado clubes de Segunda se interesaron por la situación de los jugadores que no tenían ficha, Vítor, Tito, Cuenca, Lekic y Yoda. Así, el Cádiz se hizo con los servicios de Lekic, pero el CF Reus le pidió algo a cambio. El club andaluz accedió a ceder a Carrillo al cuadro rojinegro, asumiendo la ficha del jugador el conjunto gaditano. Pero LaLiga tampoco dio su visto a la operación que no se llegó a concretar.  

Vítor seguirá en el club

Pese a que el club anunció la rescisión de contrato de Vítor tras el cierre de mercado, el club reusense ha comunicado que no se llegó a materiarlizar el fin del contrato y que el jugador portugués seguirá entrenando a esperas que le puedan dar de alta en la competición, ya sea en el mercado de invierno a mucho esperar. Situación que también viven Tito, Cuenca y Yoda.

El club seguirá buscando ingresos para poder ampliar su techo salarial y poder inscribir a jugadores. Ya que recordamos que la situación deportiva del primer equipo del CF Reus es de 16 jugadores, uno de ellos Querol, lesionado y Ricardo Vaz, que vuelve de problemas físicos.

Temas

Comentarios

Lea También