Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan Oriol, 10 años después

El lateral cambrilense del Mallorca despuntó en el Reus de Natxo en la 2006-07. Lucha para superar una lesión y llegar al partido

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
A la izquierda, Oriol con la camiseta del Reus. A la derecha, con su actual equipo, el Mallorca. Fotos: DT

A la izquierda, Oriol con la camiseta del Reus. A la derecha, con su actual equipo, el Mallorca. Fotos: DT

Joan Oriol (Cambrils, 1986) salía del germen amateur dispuesto a despegar hacia el fútbol de elite. Apareció en Reus con apenas 19 años, en el curso 2006-07, en aquella súper plantilla que lideró Natxo González en su etapa inicial como máximo responsable técnico. Aquel Reus campeonó el grupo catalán de Tercera División con solvencia. Joan, junto a su hermanos Edu, disfrutó de la luz de los focos. Se adueñó del lateral izquierdo en un plantel en el que Santi Castillejo todavía ejercía como hombre gol.

El defensor llamó la atención por su capacidad para convertir el pasillo izquierdo en su parcela privada. Aquel curso de rojinegro le sirvió como trampolín hacia el profesionalismo. «Era muy joven y Natxo hizo un poco de padre. Tengo muy buenos recuerdos de aquella temporada, lástima que no pudimos ascender al final», admite desde Mallorca Joan Oriol, justo después del entrenamiento.

Con 30 años recién cumplidos, el cambrilense atraviesa la época de madurez. Así lo ve. «Con el tiempo aprendes a cuidar los hábitos. Vives de tu cuerpo y necesitas mimar todos los detalles, mantener una buena dieta y ser profesional al máximo. Cuando eres joven no piensas tanto en eso».

Valorado en el vestuario

Villarreal, en Primera División, Osasuna o Rapid de Bucarest han completado el trayecto al máximo nivel de Joan, que ahora se ha ganado el respeto en la caseta de Son Moix. Cumple su segundo temporada en la isla y ha frecuentado el once con asiduidad. «A nivel personal me siento cómodo, porque tengo el aprecio de los compañeros», comenta. Eso sí, el presente deportivo del Mallorca sigue bajo sospecha en la tabla. «No están saliendo las cosas y en la segunda vuelta sólo nos planteamos ir partido a partido. El objetivo ahora mismo pasa por la permanencia».

El lateral pelea a contrarreloj para superar una lesión incómoda en su pierna derecha y poder regresar a casa el domingo. Hoy se mantiene como seria duda. En todo caso se alegra de la buena trayectoria del Reus. «Lo veo un poco como el Nàstic del año pasado. Mantienen la inercia ganadora y disponen de esa ilusión de los equipos recién ascendidos. Me pone contento verles tan bien».

Los años lejos de casa no han provocado que Joan Oriol olvide sus raíces. «Es imposible, estoy muy vinculado a Cambrils y cuando llevas tiempos lejos de casa cada vez tienes más ganas de volver. Cuando puedo, en vacaciones o en días libres, no lo dudo».

El defensa de Cambrils se convierte en uno de los grandes reclamos de esta semana previa al CF Reus-Mallorca del domingo, en el Estadi.

Temas

  • DEPORTES

Lea También