Más de Deportes

Joan Pallarès, un técnico de récord

Fútbol. Su UE Valls encadena 12 jornadas sin conocer la derrota, con diez victorias y dos empates en Primera Catalana. Ascendió al equipo este pasado verano

Marc Libiano

Whatsapp
Joan Pallarès, un técnico de récord

Joan Pallarès, un técnico de récord

Valls revive la efervescencia por el fútbol gracias a la buena salud que muestra su equipo, en el año del retorno a Primera Catalana. No se trata de una broma pasajera, los chicos de Joan Pallarès (El Rourell, 1977) se han tomado muy en serio el desafío. Acumulan 12 fechas sin conocer la derrota, con diez victorias y dos empates, y se han situado, contra pronóstico, en la tercera posición de un campeonato terriblemente competitivo. Nadie conquista fácil en la categoría, casi todos los domingos se convierten en batallas complejas ante enemigos históricos con cartel en el fútbol catalán. Montañesa, Gavà, Martinenc o Santboià andan acostumbrados a convivir en lugares más estelares y pelean por construir un futuro mejor. 

Para Joan Pallarès ejercer el oficio de técnico en la Unió Esportiva se trata de un ejercicio de tremendo valor sentimental. Él se formó como futbolista en esa academia y su padre incluso todavía mantiene el carnet de socio y colaboró como directivo en épocas pasadas. El regreso a casa, ya como entrenador, se produjo hace dos años, en el mercado invernal de la 2017-18, con el equipo hundido y en busca de un auténtico milagro en Primera Catalana. A pesar de sumar 21 puntos en la segunda vuelta, la UE Valls firmó su descenso a Segunda, pero los dirigentes apostaron por el entrenador, con un nuevo proyecto que conllevó la reforma casi total de la estructura. Pallarès no falló.

Diseñó un plantel reconocible, con jugadores de la zona capaces de formar un grupo comprometido y con sentimiento de pertenencia. Ese equipo firmó otra racha muy propia en el trabajo de Pallarès. Después de caer en el primer partido en Gandesa, la Unió Esportiva acumuló 28 fechas impolutas de derrotas. Y eso implicó un contundente ascenso en la jornada 29. Otro récord particular para un entrenador que se ha acostumbrado a batir registros con sus obras. En el Morell (2013-2015), en su germen como míster y al que ascendió de Segunda Catalana a Tercera División, ya había obrado otro milagro. Con el equipo en Primera consumió toda una vuelta sin derrotas. Acabó en ascenso, claro. 

13 jugadores de Valls
Uno de los argumentos que explica el buen comportamiento del actual propuesta tiene que ver con el ambiente de hermandad que existe entre el grupo que maneja Pallarès. De los 21 futbolistas del plantel, 13 de ellos son naturales de Valls y el resto conviven en la provincia. El club no ha invertido locuras financieras en actores alejados de la zona. De hecho, todo el equipo no escapa del valor amateur de las categorías regionales. Se entrena tres días a la semana, a partir de las 20.30 horas, para facilitar la jornada laboral de los chicos. La respuesta ha requerido un suspiro de paciencia inicial, pero ha llegado. Con unos registros asombrosos.

El arranque del curso no resultó nada sencillo. No por el comportamiento, que exhibió fase de juego dulces, aunque sí combinó con una ternura defensiva imperdonable en la categoría. Hasta el punto que, la Unió Esportiva contaba con solo cuatro puntos en las ocho primeras jornadas. Con un dato demoledor; recibió 16 goles. Contrasta con la mejoría actual. Después de caer en casa ante la Montañesa (0-2), actual líder del campeonato, los vallenses descubrieron su lado más fiable. Diez victorias y dos empates. Sólo cuatro goles en contra. El Mollerussa, este próximo fin de semana, espera avisado. Otro reto por conquistar para alargar el trayecto triunfal.

Joan Pallarès disfruta del camino con otra nueva racha para su libreto de méritos en apenas seis temporadas como entrenador. A pesar del éxito no se detiene, ya que el objetivo sigue vigente. Necesita consolidar, de una vez por todas, a la Unió Esportiva Valls en Primera Catalana. Ya ha asegurado 36 puntos y el club se codea con la aristocracia del grupo. Permite que sus hinchas más románticos puedan seguir soñando con algo más que la deseada permanencia.

Temas

Comentarios

Lea También