Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan Salvat, cuando se trata de sentir

Estrena esta temporada brazalete de primer capitán del Reus Deportiu, el club en el que se ha criado justo al lado de su casa, en la calle Gaudí. El sábado afronta otra batalla europea ante el histórico FC Porto (21.00 horas), en un partido clave para el futuro del equipo en la Copa de Europa

Marc Libiano

Whatsapp
Salvat celebra un gol de esta temporada. Foto: Reus Deportiu

Salvat celebra un gol de esta temporada. Foto: Reus Deportiu

No existe mayor arraigo que llevar el brazalete de capitán del equipo de tu barrio. Le ocurre a Joan Salvat (Reus, 1992), un tipo que se ha criado entre el Palau d’Esports y la calle Gaudí ,donde todavía reside, desde que salió de la cuna. Entre otras cosas porque su padre, Joan, consumió parte de su tiempo de ocio luchando por convertirse en una estrella del hockey. Antes, el abuelo Higini y el tío Carles también vincularon su vida al viejo Reus Deportiu. Joan no tuvo opción. Asumió su rol de heredero con naturalidad. Hoy es el nuevo capitán de ese equipo que ya acumula ocho Copas de Europa en su vitrina de premios.

 

Las salidas inesperadas de Albert Casanovas y Raúl Marín en verano le abrieron paso. Sus antecesores en ese cargo de enorme valor sentimental decidieron inaugurar una aventura exótica en Portugal, donde ahora mismo se encuentra en poder financiero del hockey. Joan fue designado primer capitán y lo afrontó con valentía. Un sueño cumplido, aunque una carga de responsabilidad incuestionable. El Reus no es un club de reparto, mantiene valores históricos que defender, normas de conducta innegociables. Salvat lo ha entendido. Curiosamente, no sólo se coloca la bandera catalana el escudo en el bíceps para el postureo. Ha aumentado su rendimiento con la presión a hombros. Se ha liberado.

 

Jordi Garcia, su entrenador, le ha confiado la titularidad en la posición de interior, un papel complejo, porque en ese lugar, el jugador debe convertirse en un especialista de la concreción. Moverse en espacios cortos y tocar pocas pelotas. Y las que llegan intentar convertirlas en gol. Suma 10 aciertos Salvat en ocho partidos del campeonato doméstico, más otro en la jornada inicial de la Copa de Europa. Registros de máximo nivel que jamás había alcanzado en tan poco tiempo.

 

Da la impresión que ante la exigencia, el capitán del Reus se ha crecido. Le ha ayudado la confianza de conocerse, por fin, importante. No hablamos de un delantero exquisito, pero dispone de un rasgo que le abre muchas puertas; la osadía. Derriba fronteras porque no teme a nada.

 

 

Este sábado, el capitán del Reus se enfrenta a otra batalla europea de altos vuelos. Visita el templo el histórico FC Porto, inmerso en el mismo grupo que los rojinegros en la Liga Europea. Para los de Garcia es una noche vital para recuperar el terreno perdido en Lodi (Italia) hace unas semanas. Para derrumbar al Porto, el Reus necesitará un Palau d’Esports caliente.

 

Con Salvat ya no como telonero, sino como cabeza de cartel. Conquistó su primera Copa de Europa en 2017 y ahora anhela levantar la segunda como primer capitán del proyecto. Su compromiso con el club va más allá del papeleo profesional. Se trata simplemente de sentir.

Temas

Comentarios

Lea También