Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Johan Cruyff también marca goles en su Memorial

Los abrazos entre presidentes del Barça enfrentados y gestos de deportividad entre eternos rivales destacan en un homenaje emotivo

Agencias

Whatsapp
Florentino Pérez y Josep Mª Bartomeu, frente alMemorial de Cruyff. Foto: EFE

Florentino Pérez y Josep Mª Bartomeu, frente alMemorial de Cruyff. Foto: EFE

A Joan Laporta, el expresidente del FC Barcelona más unido a Johan Cruyff en lo personal, se le escaparon las lágrimas y el llanto desconsolado delante de la enorme fotografía del holandés, sonriente y con un balón antiguo en sus manos. A los pies de la imagen, flores, camisetas, banderas, fotografías, dibujos de niños. Todo vale para recordar al ídolo, hasta el ‘chupa chup’, a montones en el espacio de condolencias habilitado. Era el caramelo con palo que fomentó como remedio contra el tabaco que tan caro le costó.

El club azulgrana abrió ayer un Memorial dedicado a la figura del exjugador y exentrenador del Barça, fallecido el pasado jueves. Allí, en la puerta 14 del Camp Nou, el desfile de aficionados, socios y ciudadanos fue continuo y lo seguirá siendo hasta el martes, cuando se cerrará con la visita del primer equipo azulgrana. En las primeras horas del homenaje aparecieron numerosas personalidades que evidenciaron la trascendencia de Johan Cruyff, cuyo tributo facilitó imágenes impensables. Fueron sus goles desde el más allá.

Tras glosar su figura, Joan Laporta y Josep Maria Bartomeu se fundieron en un abrazo. Estaban enemistados, al margen de la política de club, por cuestiones como la retirada de la presidencia de honor a Johan Cruyff (renunció a ella antes de que se la quitaran porque siempre iba un paso por delante de los demás), un galardón al holandés que dejó el primero como herencia a Sandro Rosell. Bartomeu era el vicepresidente entonces. «Sin Cruyff no se puede entender el Barça, seguirá siendo el referente del club, nos deja un legado espectacular», comentó el actual presidente, mientras que Laporta recordó que «estamos despidiendo a un genio con una personalidad extraordinaria».

También hubo escenas de confraternización poco habituales, como la protagonizada por Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, que llegó acompañado de Emilio Butragueño. En su sentido discurso mostró tal admiración por Cruyff que sólo le faltó decir que él no se le hubiese escapado su fichaje en 1973, cuando el exjugador del Ajax se negó a ser traspasado por su club al Real Madrid para elegir personalmente al FC Barcelona. «Nació en el mismo año que yo, le he conocido deportivamente durante toda la vida. Dicen que cambió la historia del Barça, pero yo creo que cambió la del fútbol español y la del fútbol mundial. Hay personas que no deberían morirse nunca y de hecho Cruyff perdurará siempre», comentó Florentino, a las puertas del Clásico del próximo sábado 2 de abril en el Camp Nou.

Entre otros muchos clubs de Primera División, por cuestiones de rivalidad hay que destacar la presencia del RCD Espanyol, cuyo entrenador, Constantin Galca, también honró la figura de Cruyff nombrándole «inventor del fútbol moderno». Por supuesto, exjugadores del club, muchos de ellos compañeros, otros discípulos de su etapa como entrenador, algunos amigos posteriores a través de la agrupación de veteranos, también visitaron emocionados el espacio. No faltó Carles Rexach, su gran amigo de su etapa como jugador y entrenador. Aunque acabaron distanciados por los caprichos del fútbol, también estuvo a su lado.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También