Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jordi Calavera: 'Mis colores ahora son los del Olot'

Entrevista al jugador de la UE Olot, cedido por el Gimnàstic de Tarragona
Whatsapp
Jordi Calavera ha disputado cinco encuentros con el Olot desde que llegó en invierno. Foto: Martí Albesa

Jordi Calavera ha disputado cinco encuentros con el Olot desde que llegó en invierno. Foto: Martí Albesa

- ¿Cómo se encuentra en Olot?

- Bien, contento. Salí del Nàstic para jugar y lo estoy haciendo. Poco a poco he ido cogiendo la confianza del míster y voy sumando minutos.

 

- A eso fue.

- Sí, sí. Vine a Olot para adquirir experiencia en Segunda B. El año pasado ya jugué partidos en la categoría (disputó 11 partidos) pero quería continuidad y la estoy consiguiendo aquí.

 

- El Olot vive una situación tranquila en la tabla.

- Estamos en una posición ni del todo buena ni tampoco mala. En el medio. Pero hay que vigilar porque los de abajo están ganando partidos. No nos podemos despistar. Hay que sumar los máximos puntos posibles.

 

- No será fácil este sábado (16.00 h) con la visita del líder y el mejor visitante del curso.

- Nosotros necesitamos ganar para seguir en esa zona tranquila. Además, llega el líder y siempre es un partido diferente porque quieres ganar a los mejores del grupo.

 

- Para usted es, además, la primera vez que se enfrenta al club donde se formó y al que todavía pertenece.

- La verdad que es una situación complicada. Soy del Nàstic, propiedad del club, pero hasta el año que viene, cuando vuelva, mis colores son los del Olot.

 

- Un lateral no suele marcar goles, pero se puede dar el caso. ¿Lo celebraría?

- No, porque me sabría mal, aunque si puedo marcar lo haré porque soy un profesional y defiendo los intereses de mi equipo actual, el Olot.

 

- ¿Le ha explicado a Rodri algún punto débil del Nàstic?

- El Nàstic es un equipo muy completo. No tiene puntos débiles.

 

- ¿Le costó salir del Nàstic?

- Dudé mucho, la verdad. Quiero mucho al Nàstic. Llevo siete años allí y me costó marchar.

 

- ¿Qué le convenció?

- Hablé con mi familia y decidimos que este año era difícil ganarse un sitio en el equipo. Jugaba pocos minutos. El Olot me abrió las puertas y escogí cambiar de aires.

 

- Quince días después se lesiona Gerard...

- Sentí tristeza por él. Competimos en el campo por un puesto pero es mi amigo. Estaba haciendo una gran temporada y no se merecía que le pasara.

 

- ¿Lamentó en esos momentos haberse ido del Nàstic en invierno?

- Me disgusté. Quiero triunfar en el Nàstic y quizás si hubiera seguido se me habrían abierto las puertas del equipo. O quizás no, y el técnico se hubiera decidido por otro jugador. No lo sé. Ahora solo pienso en el Olot y en el partido del sábado contra el Nàstic.

 

- ¿Un encuentro que tampoco será fácil para el Nàstic?

- Es un campo difícil que da respeto y más después del partido del año pasado. Yo lo viví en el lado del Nàstic y lo pasamos muy mal. No me gustaría tener que jugar como rival aquí. Por el equipo y porque la gente aprieta.

 

- ¿Cómo se ve al Nàstic desde fuera?

- Como el líder que es. Tiene una plantilla excelente y lo está demostrando.

 

- Le sige de cerca.

- Claro. Me importa mucho el Nàstic. Siempre que puedo voy al Nou Estadi o sigo los partidos por Twitter o radio.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También