Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes Antes practicaba atletismo

Jordi Hernàndez, imparable trayectoria hacia la élite

El de Móra la Nova, de 23 años, se prepara en el Gimnàs Royal Tàrraco y recientemente se ha proclamado campeón del Europeo de Powerlifting júnior

V.Maigí

Whatsapp
En la imagen Jordi Hernàndez en plena competición. Foto: Adrián

En la imagen Jordi Hernàndez en plena competición. Foto: Adrián

Jordi Hernàndez Grangé (23 años) nació en Móra la Nova y vivió allí hasta los 18 años, cuando se fue a estudiar a Tarragona Educación Primaria en la URV y ya no volvió. A pesar de todo, siempre que puede, va a ver a su familia y a los amigos.


Jordi pertenece al Gimnàs Royal Tàrraco, donde entrena desde el pasado marzo: «me ha aportado todo lo necesario para llegar al Campeonato de Europa de Powerlifting júnior en plena forma y ganarlo». El ebrense se lució en el Europeo con la consecución del oro en powerlifting júnior (-110 kilos), y la plata en press banca júnior (-110 kilos) y en peso muerto júnior (-110 kilos). Además, logró tres récords de España júnior (-110 kilos): en sentadilla (260 kilos, mejorando 20 kilos su anterior récord), en peso muerto (272’5 kilos, mejorando en 2’5 kilos su récord anterior) y también récord de powerlifting, la suma de los tres movimientos. En press banca levantó 157’5 kilos (récord personal), a solo 3 kilos del récord de España júnior, que está en 160 kilos. 


Además de estos éxitos, esta temporada, Jordi fue doble campeón de España júnior de press banca y peso muerto y logró el récord de España de peso muerto júnior. También ganó la Copa del Mediterráneo de press banca júnior, y en el Open de Teixeiro firmó el récord de España júnior en sentadilla. 


Ahora, el joven tiene que concretar con su entrenador Guille por donde seguirá el calendario. En las próximas competiciones que dispute se ha marcado básicamente dos metas: «la primera es demostrar lo que tengo en las piernas para el peso muerto, ya que en el Europeo competí en esta prueba sufriendo una lesión. Tuve que ser conservador y me quedé en 272’5 kilos, pero puedo llegar a 280-290 kilos». El de les Terres de l’Ebre sigue diciendo que «el segundo objetivo es conseguir el único récord de España júnior (-110 kilos) que no tengo, el de press banca». 


Sus inicios
Si nos remontamos a sus inicios, cabe decir que Jordi practicaba atletismo (realizó actuaciones destacadas), y «a los 16 años ayudé a mi padre y a Josep Maria Soronellas en un campeonato que organizaba el Centre Physikos, ‘L’home més fort de la Ribera d’Ebre’. Al estar allí viendo a todos los grandes competidores me empezaron a interesar los hierros. Entonces, en atletismo, con 18 años, hice un cambio de velocidad y vallas a lanzamientos, ya que cada vez movía más hierro y tenía más masa muscular». Finalmente, con 21 años llegó el momento en que personas expertas dentro del mundo del powerlifting me dijeron que era mi deporte y que podría llegar a la élite mundial, y decidí cambiar». 


En seis años, Jordi ha pasado de pesar 70 kilos y hacer velocidad, a ser campeón de Europa de powerlifting júnior y pesar 107 kilos corporales: «ha sido todo progresivo, con mucho trabajo y el apoyo de personas que confían en mi. Ahora toca seguir hasta llegar a la élite, que es mi reto». 


Lógicamente, para que todo vaya como espera, el entrenamiento es sagrado: «normalmente una semana de preparación consta de seis días de actividad y uno de descanso, para la recuperación y osteopatía, de la cual se ocupa mi osteópata Josep Maria Soronellas, del Centre Physikos de Móra d’Ebre». 


A la hora de explica qué le aporta este deporte, Jordi no duda en afirmar que «un estilo de vida, imprescindible para poder conseguir éxitos, ya que con implicación o compromiso no es suficiente. Me proporciona motivación diaria, ganas de superación, de pasar todos los límites establecidos, una posibilidad de descargar tensiones y una opción de llegar a muchas personas y motivarlas». El de la Ribera d’Ebre afirma que «es espectacular cuando salgo a la calle y la gente me dice que les inspiro, que siga así, que ven todos mis vídeos..nada puede superar estas muestras de aprecio. Además, gracias al Royal Tàrraco he podido empezar uno de mis proyectos, combinar mis dos pasiones, la educación y la fuerza». El joven continúa diciendo que «durante el campus de verano del Royal estoy trabajando mucho con niños y niñas de entre 8 y 12 años, siempre respetando todo lo que dicen las evidencias científicas y buscando que sea positivo para ellos».


Éxitos en sénior
A pesar de ser júnior, el ebrense  tiene un excelente palmarés, y ya ha logrado algunos éxitos en sénior: en abril del año pasado fue tercero de España sénior en powerlifting y en octubre campeón sénior de peso muerto en el Estatal GPE celebrado Nulles (Castellón). A partir del año que viene, cuando realice el salto a sénior, su intención es pasar a la categoría de -125 kilos, ya que «todavía tengo mucho margen de mejora muscular».    
Jordi quiere agradecer por su ayuda en su preparación «a mi entrenador Guillermo Martínez (medallista mundial de powerlifting), al gimnasio Royal Tàrraco, a mi osteópata Josep Maria Soronellas, a la tienda de suplementación Machin Sport situada en la calle Rovira i Virgili de Tarragona, y a mi dietista Fernando Gornals, campeón del mundo de culturismo que me ayuda a llegar a un peso óptimo a los campeonatos». 

Temas

  • powerlifting

Comentarios

Lea También