Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Jordi Pitarque. 'Cinco años sin ti'

Jordi Pitarque acumula tiempo de ausencia pero mantiene el latido entre los hinchas del CF Reus. Su espíritu es venerado por aquellos compañeros de viaje que le prometieron un ascenso. Cumplieron
Whatsapp
Los excompañeros de Pitarque se abrazan en un minuto de silencio, en el vestuario del CF Reus. Foto: Alba Mariné

Los excompañeros de Pitarque se abrazan en un minuto de silencio, en el vestuario del CF Reus. Foto: Alba Mariné

 

Ya ves Pita, como vuela el tiempo. Por aquí han cambiado muchas cosas. Bueno, una no. Tu recuerdo perdura. Tu gente sigue defendiendo el legado que dejaste. En realidad, sólo te has ido de cuerpo. El espíritu Pitarque ha calado. El murmullo del Estadi suele reclamarte. Los hinchas no olvidan cómo luchaste por ese escudo. Por si acaso, tus compañeros se encargan de recordarlo. Qué digo compañeros. Ese grupo de amigos con el que te juntabas todas las semanas para jugar al fútbol. Vaya pandilla formabais.   
Poco queda ya de aquel equipo. Sólo su leyenda. ¿Te acuerdas de Alvarito? Anda enredado con su música y de vez en cuando se refugia en las olas del mar para quitarse el mono. Es un proyecto de surfero. Con lo bien que le quedaba el brazalete...
Álvaro tuvo que dejarlo porque su rodilla dijo basta, como Ferri, que ahora lucha por hacer crecer al Reus desde los despachos. El desgaste de los días es el mayor enemigo de los futbolistas, tú lo sabes más que nadie. 
Los hay que han hecho carrera. Querol, tu alma gemela, se ha labrado camino en Segunda. Ya sé que habla contigo a menudo. ¿Todavía os matáis a bromas? Con ‘El Cuco’ anda Chumbi. Seguro que lo recuerdas. Celebró un ascenso a Primera con el Almería con tu camiseta puesta. Por Zaragoza corre aquel niño uruguayo despreocupado que asomaba la cabeza. Sí, Jorge ya se ha hecho mayor. 
Por cierto, ¿sabes quién manda en el Morell? Pallarès y Marc Carrasco hacen tándem en el banco. Ahora dirigen al ‘Jefecito’ Sangrà y a Borja, que se resisten a irse. Te contaría la vida de todos, pero una imagen siempre me resume el sentimiento gigante que esa gente desprendía hacia ti. Pienso en el vestuario de Níjar. Masqué, Taranilla, Ángel, Marquès, Edu Vives, Javi Ortega, Iker, Beñat, Efrén, Robert, Javi Ortega y Yannick lloraban como niños. Apuntaban al techo, donde reinaba tu memoria. Te prometieron aquel ascenso, ¿no?
A menudo leo una frase reciente de Manolo González, sí el maño al que intentabas regalarle caramelos para que las empujara y celebrara. Su reflexión es la clave de todo. «Aquel año, donde no llegaban las piernas, llegaba el corazón».  2010-11. «Vaya año!!·, Me rememora el míster, de vez en cuando. A Castillejo el fútbol le ha golpeado fuerte últimamente, pero ya sabes que los grandes siempre vuelven, ¿qué te voy a contar a ti? Su cuerpo técnico sigue en buena sintonía. No te olvidan, claro.  
Tampoco lo hace Franc Artiga, uno de los que apostó por el pequeño Pitarque cuando no era nadie. Sigue formando talentos en una plaza para elegidos como la del Barcelona. No creo que te extrañe. 
Tu socio Sergi Durán no ha perdido su papel de superviviente. Ahora le adoran en Talavera. Qué cosas.
Y En Amposta, donde  llegaste como un niño que todavía soñaba, se relamen cuando repasan esas tardes de domingo con tus éxitos y la cantidad de amigos que conquistaste. 
De los tuyos, me atrevo menos. En l’Ampolla existe una familia especialmente orgullosa. Y una Asociación ejemplar. La que lleva tu nombre. Su preocupación por los chavales va mucho contigo. Porque eras comprometido. 
A veces no paro de imaginarte en el Reus actual, asociándote con Edgar, Colorado y compañía. A Natxo, le convencías seguro.
En fin, por aquí abajo permaneces más que nunca. Si alguna vez nos despistamos, no dudes en darnos un toque. Y es que ya ves Pita, ya son cinco años sin ti.

Ya ves Pita, como vuela el tiempo. Por aquí han cambiado muchas cosas. Bueno, una no. Tu recuerdo perdura. Tu gente sigue defendiendo el legado que dejaste. En realidad, sólo te has ido de cuerpo. El espíritu Pitarque ha calado. El murmullo del Estadi suele reclamarte. Los hinchas no olvidan cómo luchaste por ese escudo. Por si acaso, tus compañeros se encargan de recordarlo. Qué digo compañeros. Ese grupo de amigos con el que te juntabas todas las semanas para jugar al fútbol. Vaya pandilla formabais.   

Poco queda ya de aquel equipo. Sólo su leyenda. ¿Te acuerdas de Alvarito? Anda enredado con su música y de vez en cuando se refugia en las olas del mar para quitarse el mono. Es un proyecto de surfero. Con lo bien que le quedaba el brazalete...

Álvaro tuvo que dejarlo porque su rodilla dijo basta, como Ferri, que ahora lucha por hacer crecer al Reus desde los despachos. El desgaste de los días es el mayor enemigo de los futbolistas, tú lo sabes más que nadie. 

Los hay que han hecho carrera. Querol, tu alma gemela, se ha labrado camino en Segunda. Ya sé que habla contigo a menudo. ¿Todavía os matáis a bromas? Con ‘El Cuco’ anda Chumbi. Seguro que lo recuerdas. Celebró un ascenso a Primera con el Almería con tu camiseta puesta. Por Zaragoza corre aquel niño uruguayo despreocupado que asomaba la cabeza. Sí, Jorge ya se ha hecho mayor. 

Por cierto, ¿sabes quién manda en el Morell? Pallarès y Marc Carrasco hacen tándem en el banco. Ahora dirigen al ‘Jefecito’ Sangrà y a Borja, que se resisten a irse. Te contaría la vida de todos, pero una imagen siempre me resume el sentimiento gigante que esa gente desprendía hacia ti. Pienso en el vestuario de Níjar. Masqué, Taranilla, Ángel, Marquès, Edu Vives, Javi Ortega, Iker, Beñat, Efrén, Robert, Javi Ortega y Yannick lloraban como niños. Apuntaban al techo, donde reinaba tu memoria. Te prometieron aquel ascenso, ¿no?

A menudo leo una frase reciente de Manolo González, sí el maño al que intentabas regalarle caramelos para que las empujara y celebrara. Su reflexión es la clave de todo. «Aquel año, donde no llegaban las piernas, llegaba el corazón».  2010-11. «Vaya año!!·, Me rememora el míster, de vez en cuando. A Castillejo el fútbol le ha golpeado fuerte últimamente, pero ya sabes que los grandes siempre vuelven, ¿qué te voy a contar a ti? Su cuerpo técnico sigue en buena sintonía. No te olvidan, claro.  

Tampoco lo hace Franc Artiga, uno de los que apostó por el pequeño Pitarque cuando no era nadie. Sigue formando talentos en una plaza para elegidos como la del Barcelona. No creo que te extrañe. 

Tu socio Sergi Durán no ha perdido su papel de superviviente. Ahora le adoran en Talavera. Qué cosas.

Y En Amposta, donde  llegaste como un niño que todavía soñaba, se relamen cuando repasan esas tardes de domingo con tus éxitos y la cantidad de amigos que conquistaste. 

De los tuyos, me atrevo menos. En l’Ampolla existe una familia especialmente orgullosa. Y una Asociación ejemplar. La que lleva tu nombre. Su preocupación por los chavales va mucho contigo. Porque eras comprometido. 

A veces no paro de imaginarte en el Reus actual, asociándote con Edgar, Colorado y compañía. A Natxo, le convencías seguro.

En fin, por aquí abajo permaneces más que nunca. Si alguna vez nos despistamos, no dudes en darnos un toque. Y es que ya ves Pita, ya son cinco años sin ti.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También