Más de Deportes

Deportes Competición

La Catalana de fútbol prevé la suspensión de encuentros por Covid-19

La FCF presentó su protocolo a seguir en las competiciones de fútbol, la mayoría de las cuáles comienza este fin de semana

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Jugadores de la UE Valls celebran un gol la pasada temporada. 
FOTO: ALBA MARINE

Jugadores de la UE Valls celebran un gol la pasada temporada. 
FOTO: ALBA MARINE

Prudencia, voluntariedad, distancia de seguridad, mascarilla, higiene de manos, grupos estables, trazabilidad, declaración de responsabilidad e identificación de un responsable de protocolo. Esos son los principios en los que se basa el protocolo a seguir de la Federació Catalana de Futbol (FCF) para minimizar el riesgo de contagio de Covid-19 en las competiciones de fútbol. Un listado de medidas y recomendaciones que presentaron ayer, a cuatro días del inicio de la mayorías de las competiciones de ámbito territorial.

El documento establece las distintas medidas de seguridad que deben tomar cada uno de los agentes que intervienen en un partido (jugadores, entrenadores, clubes, árbitros, responsable de protocolo del club, público y medios de comunicación) y cómo actuar si se detecta un posible contagio de Covid-19.

Como ya fijaba en anteriores documentos, la FCF pide que los equipos formen grupos estables y permanentes. Todos los futbolistas deben firmar cada 14 días una declaración responsable en la que aseguran que no son positivos, no tienen síntomas compatibles con el Covid-19 ni han estado en contacto estrecho con una persona positiva. El ente federativo establece contacto estrecho el permanecer junto a una persona positiva más de 15 minutos sin mascarilla y a menos de dos metros de distancia en las 48 horas previas al inicio de los síntomas.

A los jugadores y entrenadores se les recomienda venir cambiados de casa a excepción del calzado que se pondrán en la instalación, así como llevar el material y la bebida en una bolsa personal y no colgarlo en los vestuarios. De hecho se recomienda el mínimo uso de los vestuarios, constante desinfección y ventilación y que haya un margen de tiempo entre usuarios de los mismos. En general las medidas son generalizadas para todos: que accedan a una instalación deportiva en la que se vaya a competir o entrenar equipos federados deberán superar un control de temperatura (no dar más de 37,5º), llevar la mascarilla, higiene de manos y manenter la distancia de 1,5 metros en todo momento. Eso implica que, entre otras cosas, los equipos saldrán por separado al campo y no se hará ni salutaciones ni protocolo de banderas de la FCF. Se recomienda además contacto físico innecesario como celebraciones.

Los clubes deben designar a una persona responsable del cumplimiento del protocolo y otra para cada uno de sus equipos para que el riesgo de contagio sea mínimo y si se producen brotes poder realizar una rápida trazabilidad.

¿Si se produce un positivo?

Si los responsables de Covid-19 detectan un posible caso entre sus futbolistas deberán aislarlo inmediatamente y enviarlo a su domicilio. En el caso de que haya un positivo será el responsable de protocolo Covid del club el que lo notifique a la FCF ofreciendo toda la información necesaria para trazar posibles contagios. Las autoridades sanitarias decidirán si el resto de miembros de la plantilla o del club quedan aislados.

Si el aislamiento provoca que un equipo no tenga el número mínimo de jugadores para disputar un partido (11 en fútbol 11, 7 en fútbol 7 y 5 en fútbol sala) quedarán suspendidos los partidos programados en los siguientes 14 días. Este periodo de tiempo puede verse reducido en el caso de que los jugadores tengan el permiso médico para volver a jugar o hayan dado negativo en un test Covid-19.

La Federación se reserva el derecho a decidir la finalización de las competiciones si resulta imposible poder acabarlas. En este sentido, si no se ha podido jugar una vuelta completa o finalizar la primera fase, la temporada quedará cancelada sin ascensos ni descensos. En caso de haberse superado, la clasificación quedará dterminada en función de los partidos disputados y aplicando la normativa de desempates.

Se permite el acceso de público con las cifras que estableció la Secretaria General de l’Esport: 2.000 personas máximo al aire libre (3.000 si hay asientos preasignados) y 1.000 en espacios cerrados (2.000 con asientos preasignados). En los partidos de menores se recomienda un máximo de dos adultos por menos.

Temas

Comentarios

Lea También