Más de Deportes

La Covid-19 vuelve a paralizar el deporte

El hockey europeo se pospone a enero y el deporte amateur no se reanuda

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
La Copa de Europa de hockey patines ha quedado aplazada hasta enero. fotopere ferré

La Copa de Europa de hockey patines ha quedado aplazada hasta enero. fotopere ferré

La pandemia sigue causando estragos en el deporte, sobre todo en el no profesional. Las nuevas restricciones para combatir su expansión, sobre todo el cierre de fronteras, han provocado que varias competiciones queden pospuestas hasta nueva orden. Es el caso, por ejemplo, de los campeonatos europeos de hockey patines.

La WSEurope Rink Hockey comunicó que suspende la Euroliga masculina, la Euroliga femenina y la WSEurope Cup hasta el próximo 31 de diciembre. La situación actual de emergencia sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 está afectando de manera diferente a todos los países implicados. La WSEurope RH decidió aplazar las competiciones continentales siguiendo las directrices sanitarias europeas. Se prioriza en este caso, según el Comité Internacional, la salud de los jugadores y de los distintos cuerpos técnicos.

Las tres competiciones más importantes de Europa tenían que empezar el próximo sábado 7 de noviembre. Los conjuntos españoles afectados han sido el Barça, el Deportivo Liceo, el Reus Deportiu Miró y el CE Noia Freixenet, en la Euroliga masculina, el Magic Studio CP Manlleu, el Generali HC Palau de Plegamans, el CP Voltregà Stern-Motor, el Cerdanyola CH y el Telecable HC, en la Euroliga femenina y el Lleida Llista Blava, el Garatge Plana Girona, el CH Recam Làser CH Caldes, el CP Calafell Tot L’Any y el Igualada Rigat HC, en la WSEurope Cup.

Reus y Calafell se encuentran inmersos en esos retos europeos. Los rojinegros en la Liga Europea y el Calafell en la Europa Cup. Los de Garcia debían enfrentarse al Saint Omer el 7 de noviembre, mientras que los verdiblancos al Riba de Ave portugués. Ninguno de esos dos partidos va a disputarse.

El deporte amateur, paralizado

La Federació Catalana de fútbol emitió ayer un comunicado en el que anunciaba que todos los campeonatos de ámbito territorial, así como el fútbol base a nivel e Catalunya, quedan paralizados por las nuevas normativas, por lo menos, los próximos 15 días.

Se trata de la segunda prórroga de esa suspensión, ya que las distintas ligas no profesionales y de base llevan ya dos semanas sin disputarse. Algo parecido ha ocurrido con el baloncesto. La misma Federació Catalana también confirmó ese aplazamiento de las competiciones territoriales y de base ante las nuevas restricciones que ha impuesto la Generalitat debido a la expansión de la pandemia. En el resto de deportes se ha seguido un camino idéntico.

Los clubs, cerrados

Entre las nuevas prohibiciones que ha impuesto la Generalitat, los clubs deportivos de la provincia han vuelto a salir perjudicados, ya que se les obliga a cerrar instalaciones. Quico Bordas, actual gerente del CN Tàrraco, comentó ayer mismo al Diari que «asistimos perplejos a esta decisión. Ni en el Tàrraco y estoy seguro que ni en ningún otro club se conoce caso de brote por Covid. Esta medida es terrible, porque hace muy difícil que nos podamos sostener». Bordas añade que «durante el confinamiento nos impusieron una serie de requisitos para poder abrir de nuevo que nos generaron un gasto económico. Los hemos cumplido a rajatabla. Ahora ¿qué hacemos?».

El presidente del CT Monterols de Reus, Jordi Compte se expresa en la misma línea. «Las empresas deportivas hemos demostrado que somos seguras en estos meses. Es una decisión dura». Compte añade que «nos están diciendo que el deporte no es seguro y creo que es un error». El CT Monterols, con casi 60 trabajadores, ya ha pensado en soluciones para sus socios. «Vamos a aplicar los mismos descuentos que en abril». La subsistencia de los clubs, a prueba de bombas.

Temas

Comentarios

Lea También