Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Federació Catalana de Ciclisme, más de 120 años sobre pedales

Ciclismo. La FCC recoge toda su historia desde finales del siglo XIX, en un libro escrito a cuatro manos entre Bernat López e Iván Vega

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Bernat López, coautor del libro, es un gran amante del ciclismo, una pasión que refleja en su editorial Cultura Ciclista. FOTO: Pere Ferré

Bernat López, coautor del libro, es un gran amante del ciclismo, una pasión que refleja en su editorial Cultura Ciclista. FOTO: Pere Ferré

Enamorado del Tour de Francia, William Tarin, suizo afincado en Tarragona -donde cuenta con una calle en su recuerdo- y presidente del Club ciclista El Pedal, soñaba con organizar la primera vuelta por etapas en España. Tras mucho empeño en agosto de 1908 al fin anunció la creación de la Volta a Tarragona.  

Planteada como un ensayo de cara a una hipotética futura Vuelta a España, la competición se disputó del 6 al 8 de diciembre de ese mismo año con cuatro etapas y 310 km entre Tarragona-Reus, Reus-Gandesa, Gandesa-Tortosa y Tortosa-Tarragona. Fue una carrera internacional abierta a corredores de todas las nacionalidades en la que tomaron la salida 31 ciclistas. 

Con amplia ventaja, su vencedor fue el francés Paul Mazan, ciclista de gran nivel y hermano del doble vencedor del Tour Lucien-Petit Breton. El podio lo completaron el alemán John Hohe y el galo Henri Carrère.

La primera carrera por etapas disputada en España fue la Volta a Tarragona de 1908

Este es el resumen de la primera vuelta ciclista por etapas en España, con Tarragona como escenario. Muchas y otras historias conviven en Del velocipedisme al ciclisme esportiu. Història de la Federació Catalana de Ciclisme, 1896-2018 (Cultura Ciclista). Este libro escrito a cuatro manos entre Iván Vega y Bernat López, recoge los más de 120 años de la Federació Catalana de Ciclisme (FCC).  

«El libro es un encargo de la Federació a través de Josep Bochaca, antiguo presidente de la entidad entre 2011 y 2018. Entre sus objetivos estaba hacer una labor de recuperación de la trayectoria histórica de la FCC que no se había hecho nunca», explica Bernat López, coautor del libro y Director de los estudios de Comunicación de la URV.

Ha sido una ardua labor de documentación. López, padre de la editorial Cultura Ciclista, ubicada en Senan, se ha centrado en el periodo desde 1894 hasta el final de la Guerra Civil. Para ello se ha ayudado de hemerotecas y fuentes familiares de antiguos presidentes, pues prácticamente no existen archivos anteriores al conflicto armado.

Riqueza gráfica

El libro cuenta con un rico abanico de imágenes e ilustraciones que lo convierten en una joya histórica. Buena parte del trabajo de recolección y búsqueda gráficos ha sido obra del mismo Bochaca, coleccionista aficionado. Estos carteles, dibujos, folletos y fotografías forman una parte fundamental de esta obra. 

Más allá de personalidades históricas como Narcís Masferrer, Mariano Cañardo o Miquel Poblet, el libro dedica espacios monográficos a las seis disciplinas que integran la Federació: BMX, BTT, carretera, ciclocrós, pista y trial. Casi 300 páginas que ponen en relieve el carácter pionero de la FCC y cuentan sus gestas y secretos a lo largo de más de un siglo de pedaladas. 

Pocos saben que el primer campeón de España catalán se coronó en tierras tarraconenses. Ocurrió en 1905 y por aquel entonces la carrera se denominaba Gran Premio de la Unión, por la Unión Velocipédica Española o UVE, apelativo de la Federación estatal. El vencedor fue Pau Pujol, natural de La Muria (Alt Penedès), en un recorrido desde Tarragona por Valls, El Vendrell, Llorenç, Banyeres, L’Arboç y vuelta a Tarragona.

Mariano Cañardo, Miquel Poblet y Joaquim Rodríguez son los ciclistas catalanes más destacados en ruta en estos más de 120 años de historia

El primer presidente tarraconense de la FCC fue Joan Esteve Gatuellas (1914-1916). En ese momento fue máximo mandatario de la UVE, que tenía la sede en Barcelona, todos sus directivos eran catalanes e incluía el Comitè Regional Català (futura FCC) en la misma estructura. En 1899 tras la Guerra de Cuba y ante la amenaza de desaparecer, la UVE se trasladó a la ciudad condal y allí permaneció hasta el fin de la Guerra Civil. Así, la federación estatal y la catalana estuvo formada durante muchos años por las mismas personas. Peculiaridades de la época.  

Otro presidente tarraconense de la FCC fue Jordi Mariné. Exciclista profesional que corrió tres mundiales, fue gregario de Luis Ocaña y olímpico en Tokio en 1970. Presidió la FCC entre el 2000 y 2004 realizando una gran gestión económica al reducir una deuda importante de la entidad, recuperar el ciclocrós tras doce años sin competición y, entre otras iniciativas, culminar el traspaso de las instalaciones de la FCC al velódromo de Horta. 

Otro recuerdo mítico del ciclismo catalán fue la primera edición de la Volta ciclista a Catalunya, con victoria del tarraconense Sebastià Masdeu, alias Tarraco. Tuvo  lugar en enero de 1911 con tres etapas: Barcelona-Tarragona, Tarragona-Lleida y Lleida-Barcelona. Masdeu, que había sido sexto en la primera Volta a Tarragona, narrada al inicio de estas líneas, se hizo con el triunfo de la general tras superar a Josep Magdalena, entonces campeón de España y a Vicente Blanco, El Cojo, doble título estatal y uno de los primeros españoles en correr en el Tour de Francia en 1910. 

Temas

Comentarios

Lea También