Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Fútbol

La Fundació, un año de sentimiento por el Reus

365 días después de su creación, la entidad mantiene viva la llama rojinegra, aunque solo con los equipos de fútbol base. La SAD, mientras, agoniza

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
Los jóvenes de la Fundació siguen luciendo los colores del CF Reus. FOTO: XAVI GUIX

Los jóvenes de la Fundació siguen luciendo los colores del CF Reus. FOTO: XAVI GUIX

La inquietud de un grupo de personas vinculadas al fútbol base del CF Reus fue el germen de la creación de una organización que ahora mismo es la única que mantiene vivo el sentimiento que ha despertado el CF Reus durante sus más de 100 años de historia. El ruinoso presente de la Sociedad Anónima Deportiva, que amenaza con desaparecer en los próximos días, provocó que este grupo de personas decidiera salvaguardar el fútbol base rojinegro. De ahí nació, hace justo un año, la Fundació Futbol base del Reus, un club que ha logrado mantener la esencia y los valores de esa cantera, a pesar de las dificultades económicas y de no contar, de momento, con un primer equipo a la vista que alimente a los jóvenes valores

Aunque se trata de una agrupación con una gestión propia e independiente de la SAD, su vinculación con el CF Reus se mantiene hasta que esa Sociedad Anónima Deportiva decida qué camino toma. Si se mantiene a flote con inversión nueva o, por el contrario, va a liquidación, el escenario más probable ahora mismo.

A pesar de ese contexto, la Fundació ha sobrevivido a las exigencias que también plantea la competencia en las categorías inferiores. No pudo, por ejemplo, sostener al juvenil de División de Honor, que se había ganado la permanencia en la máxima categoría por primera vez en su historia. A pesar de ello ha crecido con mucha dignidad en los últimos 365 días, bajo la presidencia de Xavi Castro, excoordinador de la cantera hace unos años y conocedor de todos sus secretos. «Somos conscientes de que nos queda mucho camino por recorrer, pero en este primer año hemos podido consolidar nuestra estructura y nuestra organización», reflexiona el dirigente en su primera valoración anual.

La Fundació lidia, de momento, con la incertidumbre que sigue generando la Sociedad Anónima Deportiva. Sobre todo en la figura de su todavía propietario, el americano Clifton Onolfo, que sigue proclamando proyectos de futuro desde Estados Unidos, aunque sin ningún hecho real en Reus, donde ya ha perdido toda la credibilidad. A expensas de la sentencia de la justicia ordinaria sobre el futuro del equipo en Segunda B, todo parece indicar que no va a haber primer equipo rojinegro esta próxima temporada. A no ser que aparezca un milagro inesperado en forma de nueva inversión exterior que inyecte de vida a la SAD.

Este próximo 15 de junio, sino se produce un aplazamiento a causa de la pandemia del coronavirus, está prevista, en el juezgado mercantil de Tarragona, la junta de acreedores que debe significar el primer paso hacia la liquidación de la SAD. A día de hoy no existe ninguna propuesta de convenio oficial para hacer viable un plan económico que sostenga con vida la deuda que arrastra la SAD, algo más de nueve millones de euros. Tampoco se espera que la haya en los próximos días.

Temas

Comentarios

Lea También