Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Liga más difícil para Franc Artiga

El técnico cambrilense revalidó el título por segundo año consecutivo con el juvenil B del Barcelona. Campeonó en la última jornada, tras golear al Mollet

Marc Libiano

Whatsapp
La Liga más difícil para Franc Artiga

La Liga más difícil para Franc Artiga

El tránsito de Franc Artiga (Cambrils, 1976) en el FC Barcelona no admite sospechas. Desde que en 2010 ingresó en el fútbol formativo azulgrana, de la mano de otro cambrilense, Albert Puig, por aquel entonces director de la Masia, ha cumplido con todas las tareas que se le han encomendado. Acumula diez campeonatos de forma consecutiva en los diferentes equipos que ha dirigido. Desde el cadete B hasta hoy, como máximo responsable del juvenil B del club. 

Para ganar, Artiga ha elegido el camino que marca el Barcelona, casi de forma innegociable. El estilo que ha distinguido al club desde que Cruyff eligió casi un modo de vida para el Barça. Juego combinativo, pasión por el ataque. El cambrilense ya había enseñado parte de esa propuesta en los que equipos que dirigió en la antesala del Barça. Juvenil del Nàstic, al Cambrils y al Amposta, en Tercera División.
Franc tuvo que soportar dificultades añadidas durante el viaje hacia el último título. Se trata de su Liga más difícil. Tres derrotas consecutivas en las jornadas 25, 26 y 27 le obligaron a tomar decisiones a contracorriente. A reinventarse. Se lo ha tomado como un nuevo aprendizaje. Sus soluciones han cuajado en el equipo. El tramo final del juvenil B del Barça ha resultado demoledor.

Siete victorias consecutivas, con 34 goles a favor y solo siete en contra, le han permitido levantar el título. En la última fecha, la que ha definido el campeonato este pasado fin de semana. El juvenil B necesitaba solventar su compromiso ante el Mollet para coronar su sprint final. Lo ha hecho con solvencia. El 5-1 ha provocado una celebración especial. El éxito sabe mejor cuando conlleva espíritu de superación. Lo ha necesitado Franc y también sus jugadores.

Hace justo cuatro fechas, en el derbi ante el Espanyol, los azulgranas se presentaron en el descanso con un 0-2 en contra preocupante. El partido iba a definir el futuro del título y Artiga recuerda con especial cariño aquel entretiempo. En lugar de reprochar a sus jugadores pensó en una charla conciliadora y emocional. Tocó la fibra de los chicos, que en su regreso al césped lograron levantar el resultado. 3-2 para el Barça.

No sólo los premios forman parte del currículum de este entrenador que dispone de muy buena consideración dentro del Barcelona. Su ojo clínico permitió el fichaje de Riki Puig por el Barcelona, en categoría infantil, con 13 años, procedente del Jabac Can Jofresa. Carles Pérez, que también ha debutado en la primera plantilla, se vistió de azulgrana gracias a la visión de futuro de Artiga. Incluso Cucurella, que durante este curso ha militado en el Eibar de Primera División. 

Temas

Comentarios

Lea También