Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Pobla acaba el año en lo más alto de la tabla (Pobla 1 - 0 Terrassa)

Éxito sin precedentes
Whatsapp
Un jugador de la Pobla (derecha) lucha con un adversario del Terrassa, en el partido disputado ayer en el Nou Estadi. Foto: Lluís Milián

Un jugador de la Pobla (derecha) lucha con un adversario del Terrassa, en el partido disputado ayer en el Nou Estadi. Foto: Lluís Milián

La Pobla terminó este sábado el año de la mejor manera posible. El equipo de Martín Posse, por primera vez en su historia, logró ser campeón de invierno, tras ganar, por la mínima, a un Terrassa que presentó batalla, pero que no pudo llevarse nada positivo. Fue un encuentro muy especial, porque el filial del Nàstic jugó en el Nou Estadi de Tarragona, donde se reunieron unos 700 espectadores, aprovechando que la entrada era gratuita, y que la junta directiva de la Pobla puso autobuses a disposición de sus aficionados para desplazarse.

En la confrontación de ayer, a los cinco minutos de juego, los locales ya dieron el primer aviso mediante Kike Tortosa, que sacó una falta y el balón se marchó ajustado al poste de la portería defendida por Ortega. Superada la media hora de juego, el mismo jugador probó suerte de nuevo con un disparo desde fuera del área que tampoco encontró el marco visitante. Los primeros 45 minutos fueron de tanteo entre los dos conjuntos, pero los tarraconenses crearon mayor peligro que su rival, situado en la zona alta de la tabla de clasificación. El tiempo fue pasando, y finalmente se llegó con el resultado de empate a cero al descanso.

 

Inmejorable comienzo

La segunda parte no pudo empezar mejor para la Pobla, ya que Emaná, tras una buena jugada individual, realizó un tiro cruzado y anotó el tanto que a la postre sería definitivo y que daría tres puntos de oro al filial grana. Intentó dar la réplica el Terrasa mediante Batanero, aunque su disparo se marchó fuera. Los egarenses eran conscientes de la importancia de sacar algo positivo de su visita a Tarragona, y buscaron devolver la igualdad al marcador; en uno de estos intentos, Montoro cuajó una gran jugada individual y se plantó ante Varo, que reaccionó a la perfección, con grandes reflejos, y atrapó el esférico. En la jugada siguiente, cerca estuvo la Pobla de conseguir el 2-0, cuando Sergi Moreno se jugó un mano a mano con el guardameta visitante, Ortega, que éste pudo resolver a su favor. Después, en el minuto 78, llegó la oportunidad más clara para el Terrassa, con un disparo al poste de Segarra, que hizo peligrar el triunfo local. Hasta el final, ninguno de los dos equipos firmó ninguna otra jugada de peligro, y el partido terminó con esta victoria que le sirve al filial del Nàstic para hacer historia, tras una primera parte de campeonato liguero brillante, en la que han demostrado toda su calidad, y han dado muestras de ser unos de los favoritos para disputar el play off de ascenso a Segunda B. Con la contienda ya finalizada, el colegiado mostró la roja directa al jugador visitante Sergi Pérez por protestar.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También