Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Pobla condena los insultos a su jugador en Batea

El jugador del filial poblense Yatma Fall recibió gritos racistas por parte de una parte del público
Whatsapp
Imagen de esta temporada del CF Pobla B. Foto: Pobla

Imagen de esta temporada del CF Pobla B. Foto: Pobla

El fútbol volvió a mostrar su peor versión en Batea. Yatma Fall, futbolista de la Pobla B, fue insultado por una parte de la grada durante el encuentro que el cuadro poblense disputó contra el conjunto local, de la jornada 7 del grupo 6 de Segunda Catalana. Unos insultos que el colegiado Adrian Hritiuc recogió en el acta del partido: “Al ser sustituido el jugador número 6 de la Pobla Mafumet B se escuchó en la grada del equipo local gritos llamándole Assassí y negre”.

Según otros presentes en el campo municipal de Batea no fueron los únicos. Los hubo de más graves como “hay que quemar al negro” o “hay que matar al negro”.

Todo comenzó en el minuto 56 cuando Yatma Fall cometió una dura entrada sobre Enric Suñé. La acción lesionó al futbolista del Batea que abandonó el campo en ambulancia. El árbitro castigó a Yatma Fall con la amarilla ante las protestas del público que pedían la roja directa. Esa acción dio pie a los graves insultos recogidos en el acta. La situación se puso tensa. Compañeros de Yatma querían defenderlo mientras que en la grada los amigos del jugador lesionado seguían lanzando comentarios racistas contra el jugador de la Pobla B. El técnico visitante, Sergio Paz, decidió sustituirle entre los gritos de la grada.

Según fuentes del club poblense los insultos siguieron e hicieron que el futbolista acabara llorando en el banquillo.

El CF Pobla ha hecho un comunicado condenando los hechos y lamentando que el árbitro no parara el partido. “Teniendo en cuenta la campaña de la Federació Catalana de Futbol contra los insultos en la grada ‘Zero insults’, consideramos que el colegiado debía haber parado el encuentro y hasta suspenderlo si no remitían los comentarios racistas”, asegura el directivo de Relacions Externes del CF Pobla de Mafumet, Helder Moya.

El club poblense no piensa pedir una sanción para el Batea, aunque considera que la FCF sí debería actuar.

El futbolista ha recibido el apoyo de sus compañeros, cuerpo técnico, afición y la directiva.

Por su parte, Joan Suñé, vicepresidente del Batea minimiza los acontecimientos. Admite y condena los insultos de cualquier tipo de índole, pero asegura que “fue un momento puntual, ocasionado por una entrada muy fea sobre un futbolista del pueblo que debió ser sancionada con la tarjeta roja”. El directivo defiende que el acta del colegiado tampoco le da mayor importancia porque insiste “solo se produjeron durante el cambio del jugador y en un par de ocasiones”.

Suñé lamenta, al mismo tiempo, que nadie de la Pobla haya llamado para interesarse por su jugador que, a falta de pruebas médicas, parece que tiene el menisco afectado.

Temas

Comentarios

Lea También