Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Pobla se jugará el pase en el Municipal (San Fernando 1 - 0 Pobla)

El San Fernando asedió al filial grana en la recta final, pero Ayala salvó la papeleta bajo palos
Whatsapp
El grana Marc Vadillo defiende un balón ante el delantero local Dani Martínez. Foto: deportedelaisla.com

El grana Marc Vadillo defiende un balón ante el delantero local Dani Martínez. Foto: deportedelaisla.com

La Pobla cayó ayer 1-0 en el campo del San Fernando y la eliminatoria se decidirá en la vuelta el domingo que viene en el estadio del filial del Nàstic. El de ayer fue un choque bipolar. La primera parte estuvo dominada por los poblenses, pero en la segunda el asedio andaluz tuvo su recompensa con el gol, e incluso pudo haber caído alguno más.

En el inicio el fuerte viento dificultó la creación de juego al conjunto poblense. Ambos equipos pisaban las áreas rivales sin generar peligro, como en una falta botada por Ñoño que Ayala blocó sin problemas o un balón en el que Zamora se adelantó al veloz Emaná.

La Pobla se lo puso difícil al San Fernando para trenzar combinaciones, poco a poco se deshizo de los problemas meteorológicos para coger la pelota y lanzarse al arco local. Un disparo desde la frontal de Marc Vadillo que se escapaba alto era el primer aviso de los chicos de Martín Posse.

El cuadro andaluz respondió al instante. Ñoño firmó un jugadón antes de darle el cuero a Tati, que remató ante el paradón salvador de Antonio Ayala, que la envió a córner. Tras un periodo con pocas aproximaciones, la escuadra local gozó de una buena falta para inquietar el marco de Ayala, pero el chut directo de Ezequiel se marchó a las nubes.

Pasada la media hora de partido, Emaná se escapó de José Mari por velocidad pero su tiro se fue alto por encima del lateral de la red. Pocos segundos después, Alfons Serra le hizo un sombrero a un defensa y le dejó el esférico a Bicho en el balcón de la grande pero su disparo no tuvo suerte. La Pobla mostraba su potencial y despertaba los nervios entre la grada isleña, que veía como sus jugadores apenas creaban peligro.

Pero entonces tuvieron la última llegada local en el primer acto: Ñoño se sacó un zapatazo en la frontal del área grana y Ayala se hizo con el cuero en dos tiempos. La respuesta instantánea de los visitantes residió en un remate con rosca de Emaná desde la media luna que lamió la madera.

El choque alcanzó la media parte con mucha tensión sobre el césped, donde la Pobla dominaba aunque el San Fernando tuvo la mejor ocasión. Tras el primer acto, todo estaba por decidir y parecía poco probable que la eliminatoria se resolviera en el encuentro de ida.

En la reanudación el equipo andaluz tuvo la primera ocasión en una jugada de pizarra finalizada con un chut de Ale fuera. Acto seguido, en una acción en el área poblense, los jugadores reclamaron penalti y Dani Martínez vio la amarilla por protestar.

El filial del Nàstic aguardaba atrincherado ante el asedio isleño tras el descanso. Un disparo cruzado de Gabi hizo suspirar al Bahía Sur. El San Fernando seguía encaprichado con la portería grana. Primero Ñoño remató en carrera un balón desviado, y luego el esférico se paseó por el área tarraconense sin que nadie lo empujara. El guión preparaba el escenario de cara a un clímax nefasto para la Pobla.

Corría el 66’, cuando Castillo aprovechó el rebote de una falta lanzada por Tati e introdujo la bola en la portería poblense (1-0), en posición rigurosa de fuera de juego. Este tanto lejos de saciar el hambre de gol local avivó las ansias del San Fernando. Jorge lo probó desde la frontal pero Ayala, de nuevo, esquivó la diana echando la pelota por encima del travesaño. En otra, Tati envió el balón al cielo sobre la línea de gol, cuando lo tenía de cara para el 2-0. La Pobla sufría y no sabía cómo responder.

A lo largo del segundo acto, Martín Posse introdujo variantes tácticas con la entrada de Álvaro, Miravent y Gabi López, pero fueinsuficiente para frenar el empuje del San Fernando.

De nuevo peligro; jugada por banda de Ñoño que fusiló a Ayala, quien salvó de nuevo el segundo. Ya en los últimos minutos, Tati con un zurdazo que atajó el arquero poblense también estuvo cerca de mojar. Ayala se disfrazó de héroe para evitar el desastre.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También