Más de Deportes

La Pobla vuelve a secar la pegada del líder (0-0)

El filial del Nàstic encadena diez encuentros sin perder, tras empatar sin goles en Olot un partido que dominó hasta el final

Violant

Whatsapp
El defensa de La Pobla Roger Figueres defiende un balón ante un rival en el choque de ayer. Foto: Isaac Planella/UE Olot

El defensa de La Pobla Roger Figueres defiende un balón ante un rival en el choque de ayer. Foto: Isaac Planella/UE Olot

La Pobla de Mafumet ha escapado airoso de su particular ‘Tourmalet’ después de sumar tres empates en las tres últimas jornadas contra los tres primeros clasificados del grupo quinto de Tercera División. Ayer, rascó un punto de su visita al líder Olot con un gran partido que acabó sin goles. El equipo de Martín Posse acumula ya diez jornadas seguidas invicto y continúa a ocho puntos de la zona de play off.
El Olot, que lleva toda una vuelta sin perder, cayó por última vez en su visita a la Pobla de Mafumet (2-0) el pasado 2 de octubre. Los granas volvieron a demostrar ayer en un duelo que el año pasado era de Segunda B que le tienen tomada la medida al equipo gerundense. El cuadro que dirige Ramon Calderé sólo ha acabado tres partidos sin marcar en 25 jornadas y dos han sido contra la Pobla. Ayer, los grana volvieron a ser superiores, aunque no tuvieron suerte de cara a gol.
Los chicos de Posse pusieron contra la cuerdas al líder en muchos momentos del envite y sólo un gran Ginard bajo los palos impidió que la Pobla se llevara un botín mayor de la capital de la Garrotxa. La primera intervención del guardameta local llegó al cuarto de hora del inicio, tras atrapar un cabezazo a bocajarro de Ruxi.
Los poblenses protagonizaron una doble ocasión muy clara en el minuto 44. Primero Rodri se topó con el palo y, en el rechace posterior, Brugui volvió a chutar entre los tres palos, pero la zaga local logró repeler el peligro sobre la misma línea de gol. El Olot salió vivo del susto y el descanso le sirvió para recuperar el aliento. 
En la vuelta, los gerundenses protagonizaron su acción más clara con un disparo lejano de Blázquez que despejó Perales con una gran estirada a la escuadra. El portero grana volvió a salvar poco después un mano a mano ante el ariete Uri, recién ingresado al campo.
No renunció el filial del Nàstic al dominio del balón, con un juego rápido y fresco al que se sumaron Iván Vidal y Avi en los últimos 20 minutos. Los futbolistas de Posse se sienten cómodos con la batuta, sin importar el escenario ni el rival.  El Olot supo esperar con paciencia en su campo. Con el encuentro totalmente abierto, la Pobla bregó en defensa para evitar más llegadas del rival. Y cumplió. 
Ya en el tiempo de descuento, Iván Vidal tuvo el gol de la victoria en el tiempo de descuento con un potente chut desde la frontal que despejó Ginard a córner. Acto seguido, el mismo ariete grana cayó derribado dentro del área y la Pobla reclamó un penalti que el colegiado no concedió. Fue la última postal de un gran partido en el que el reparto de puntos supo a poco.

La Pobla de Mafumet ha escapado airoso de su particular ‘Tourmalet’ después de sumar tres empates en las tres últimas jornadas contra los tres primeros clasificados del grupo quinto de Tercera División. Esta tarde, ha rascado un punto de su visita al líder Olot con un gran partido que acabó sin goles. El equipo de Martín Posse acumula ya diez jornadas seguidas invicto y continúa a ocho puntos de la zona de play off.

El Olot, que lleva toda una vuelta sin perder, cayó por última vez en su visita a la Pobla de Mafumet (2-0) el pasado 2 de octubre. Los granas volvieron a demostrar en un duelo que el año pasado era de Segunda B que le tienen tomada la medida al equipo gerundense. El cuadro que dirige Ramon Calderé sólo ha acabado tres partidos sin marcar en 25 jornadas y dos han sido contra la Pobla. Ayer, los grana volvieron a ser superiores, aunque no tuvieron suerte de cara a gol.

Los chicos de Posse pusieron contra la cuerdas al líder en muchos momentos del envite y sólo un gran Ginard bajo los palos impidió que la Pobla se llevara un botín mayor de la capital de la Garrotxa. La primera intervención del guardameta local llegó al cuarto de hora del inicio, tras atrapar un cabezazo a bocajarro de Ruxi.

Los poblenses protagonizaron una doble ocasión muy clara en el minuto 44. Primero Rodri se topó con el palo y, en el rechace posterior, Brugui volvió a chutar entre los tres palos, pero la zaga local logró repeler el peligro sobre la misma línea de gol. El Olot salió vivo del susto y el descanso le sirvió para recuperar el aliento. 

En la vuelta, los gerundenses protagonizaron su acción más clara con un disparo lejano de Blázquez que despejó Perales con una gran estirada a la escuadra. El portero grana volvió a salvar poco después un mano a mano ante el ariete Uri, recién ingresado al campo.

No renunció el filial del Nàstic al dominio del balón, con un juego rápido y fresco al que se sumaron Iván Vidal y Avi en los últimos 20 minutos. Los futbolistas de Posse se sienten cómodos con la batuta, sin importar el escenario ni el rival.  El Olot supo esperar con paciencia en su campo. Con el encuentro totalmente abierto, la Pobla bregó en defensa para evitar más llegadas del rival. Y cumplió. 

Ya en el tiempo de descuento, Iván Vidal tuvo el gol de la victoria en el tiempo de descuento con un potente chut desde la frontal que despejó Ginard a córner. Acto seguido, el mismo ariete grana cayó derribado dentro del área y la Pobla reclamó un penalti que el colegiado no concedió. Fue la última postal de un gran partido en el que el reparto de puntos supo a poco.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También