Más de Deportes

Deportes Análisis

La Segunda B, un infierno que hunde a históricos

Deportivo y Numancia están muy lejos de las tres primeras plazas

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
El Deportivo se encuentra al borde del abismo tras caer el sábado ante el Ferrol. FOTO: RC DEPORTIVO

El Deportivo se encuentra al borde del abismo tras caer el sábado ante el Ferrol. FOTO: RC DEPORTIVO

El Nàstic está viviendo una temporada de ensueño en la que solo ha perdido un partido de 15 que ha disputado y lidera el subgrupo A del grupo III con mano de hierro con 28 puntos en su casillero. Números de futuro campeón que permiten ver la Segunda B PRO muy cerca y que le sitúan sin lugar a dudas entre uno de los máximos aspirantes a las cuatro plazas que al final de temporada darán acceso al soñado fútbol profesional, la Segunda División.

La magnífica temporada de la entidad tarraconense no es suficiente para algún sector de la afición que todavía le reclama más. Sorprendente, cuanto menos. Más que nada porque si algo se sabe es que la categoría de bronce es una de las más complicadas del fútbol español. Un escenario en el que ni los nombres ni la historia se respetan y que es capaz de mandarte al barro sin compasión. Eso está ocurriendo con algunos equipos históricos que esta temporada se están dando de bruces contra la realidad y que no solo ven el regreso a Segunda como prácticamente una utopía, sino que ya piensan en evitar el descenso a la que será la Segunda RFEF la próxima temporada. El absoluto infierno para muchas de estas entidades.

Un claro ejemplo para explicar la dureza de la categoría se puede ver mediante los equipos que la pasada temporada descendieron del fútbol profesional. Equipos con peso económico e histórico que están viviendo una temporada repleta de decepciones y fracasos provocando un cisma total con cambios de entrenadores, jugadores y con sus aficionados absolutamente desquiciadas ante los constantes resultados negativos que cosechan sus equipos.

El ejemplo más evidente es del Deportivo de la Coruña. Una entidad que paseó su escudo con tronío por los mejores feudos de Europa y que ahora se ve incapaz de retomar el vuelo. Se cesó a Fernando Vázquez y se apostó por Rubén de la Barrera y el cambio en el banquillo no ha funcionado. Los blanquiazules son sextos con 20 puntos y solo están dos puntos por encima de los puestos de promoción de descenso que ocupa el Pontevedra.

Tampoco está siendo fácil la temporada que está viviendo el Numancia, un club que se estabilizó en 2ª durante muchos años, pero que en su regreso al barro no está nada cómodo. Ayer empató a uno ante el Valladolid Promesas y en estos momentos ocupa puestos de promoción de descenso, aunque tiene dos partidos menos que el resto de rivales. Debe mejorar mucho en los seis duelos que le quedan si quiere seguir soñando con regresar a 2ª.

Otro equipo histórico que anda en serios problemas es el decano, el Recreativo, que ocupa la octava plaza con 14 puntos y en estos momentos es equipo de promoción de descenso.

Los otros dos recién ascendidos están en una situación mejor, aunque también han tenido cambio de entrenador y dudas de por medio. El Racing de Santander que regresó el año pasado al fútbol profesional en un año efímero que le condenó al bronce y ahora ve como sus opciones de pelear por el ascenso a Segunda no son fáciles, aunque mucho más reales que hace solo unas semanas. El triunfo cosechado ayer ante el Laredo les coloca cuartos a tres puntos del Amorebieta.

El Extremadura está en una situación parecida al Racing, aunque su victoria en Talavera le coloca cuarto empatado a 22 puntos con el tercero, el Villanovense.

Temas

Comentarios

Lea También