Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes La crisis rojinegra

La Sociedad Anónima del CF Reus va camino de la liquidación

Con una deuda de más de nueve millones, como refleja el informe del administrador, el concurso de acreedores rojinegro entra en fase de convenio, paso previo a la liquidación de la SAD

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
El americano Clifton Onolfo intenta abrir una de las puertas del Estadi municipal.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El americano Clifton Onolfo intenta abrir una de las puertas del Estadi municipal. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El futuro de la actual Sociedad Anónima Deportiva del CF Reus va camino de la liquidación, debido a la delicada salud económica por la que atraviesa. De hecho, el actual concurso de acreedores en el que la SAD se encuentra inmersa va a iniciar la fase de convenio, una vez aprobada por el juez, concretamente este pasado viernes. La fase común del concurso se ha cerrado con sólo dos incidencias, algo que ha permitido aligerar el proceso.

Sólo dos impugnaciones de la lista de acreedores han significado un dos por ciento del total del proceso, así que la fase común se ha saldado con éxito por parte de la administración concursal, que lidera David López Estebaranz, de Verae Abogados.

La fase de convenio va a permitir al socio principal o al resto de accionistas de la SAD o incluso a un acreedor al que se le adeude una gran cantidad de pasivo, que realice una propuesta de convenio (viabilidad económica para la SAD) en los próximos días. Tal y como se encuentra el club parece poco probable que esa posibilidad pueda llegar. El informe del administrador concursal refleja una deuda de «7.2 millones euros de pasivo más 2.7 millones de créditos contingentes». Una cantidad de dinero que la SAD no puede afrontar sin nueva inversión, ya que tampoco dispone de activos económicos. No cuenta con futbolistas con valor en el mercado, ni con patrimonio propio. Ni siquiera tiene, en estos momentos, una categoría asignada de forma definitiva. Se encuentra en contenciosos administrativos para luchar por la Segunda B.

El CF Reus sigue pendiente de su proceso judicial con LaLiga para cobrar la cantidad que depositó en el ente como aval (2018-19), tal y como marca la norma para poder competir en el fútbol profesional. No existe demasiado optimismo con respecto al retorno de ese dinero.

Por otro lado, una resolución del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) con fecha a 11 de octubre de 2019, anuló el descenso del CF Reus a Tercera División por considerar el Tribunal como error el procedimiento de expulsión que llevó a cabo la Federación Española. Ésta descendió al Reus de forma administrativa el 17 de julio, porque el club no había abonado el aval económico legal y por las deudas que siguen pendientes con los exfutbolistas del filial. La resolución del TAD obliga la readmisión del club en Segunda B, aunque esa readmisión sigue pendiente ahora de la decisión de la justicia ordinaria, tras el recurso presentado por la Federación Española.

El Reus, desde que fue expulsado de la Segunda División en enero de 2019, se ha visto envuelto en conflictos judiciales para intentar aligerar su problemática, ya no sólo financiera, también deportiva. La SAD no dispone de actividad en los campos de fútbol desde hace un año y su actual propietario, el americano Clifton Onolfo, no ha invertido ni siquiera 200.000 euros para abonar la deuda con los exjugadores del filial, paso indispensable para salir a competir, ya no sólo en Segunda B, también en categorías dependientes de la Federació Catalana (a partir de Tercera División).

Onolfo no ha aportado ninguna solución a la problemática que ha vivido la SAD desde que le compró el club a Joan Oliver también en enero de 2019. Oliver dejó la SAD en situación precaria y Onolfo no la ha reconducido hacia ningún lugar de bienestar. Hasta el punto que hoy, la liquidación ya es una realidad más que probable. En dos meses podría darse el fin de la Sociedad Anónima.

Temas

Comentarios

Lea También