Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Motociclismo

La TAP se rinde al ‘freestyle’

El recinto tarraconense vivió una auténtica fiesta de las acrobacias que duró hasta la medianoche

Diari de Tarragona

Whatsapp
Uno de los pilotos, en acción en la Tarraco Arena Plaça (TAP). FOTO: iván jerez

Uno de los pilotos, en acción en la Tarraco Arena Plaça (TAP). FOTO: iván jerez

Con casi todas las localidades vendidas, la Tarraco Arena Plaça (TAP) recibió el sábado por la tarde uno de los pocos eventos de motor que se han celebrado allí en estos últimos años. La acción arrancó a las 18.00 horas con los entrenamientos de los pilotos de freestyle y stunt para ir abriendo boca. Antes de los primeros saltos acrobáticos, un grupo de bailarinas hicieron una actuación con fuego que impresionó a los allí presentes y anunciaba emociones fuertes durante la velada. Una vez salieron los riders el público enloqueció con cada salto y cada acrobacia. Backflips, indian air, cliffhanger, whips o lazy boy fueron algunos de los movimientos más destacados de los pilotos que entraron en liza.

Cuando acabaron de saltar en la primera ronda, el speaker del evento pidió al público que juzgase las acrobacias de los riders: a medida que iba diciendo nombres, tenían que hacer más o menos ruido en función de cuánto les había gustado la actuación.

El medidor de decibelios de la TAP dictó sentencia y dio como vencedor de esa primera ronda al barcelonense Edgar Torronteras, una auténtica referencia de la especialidad.

En el parón de descanso hubo tiempo de presentar a los futuros talentos tarraconenses de las dos ruedas de la Escuela de Pilotos de Constantí y de la Cristian Oliva MX School. Sorprendía ver cómo alguno de ellos apenas llegaba al suelo cuando se subía a la moto. También hizo acto de presencia el stunt rider Narcís Roca, que se ganó el cariño del público con sus caballitos e invertidos, otro momento de enorme disfrute para el respetable concentrado en el recinto tarraconense.

Retomada la acción, era el momento de la ronda de los seis saltos por pilotos que, a pesar de ser un show ‘amistoso’ no puntuable para ningún certamen, hay que decir que estuvo bastante reñido. Los pilotos tiraron de galones y, aprovechando que estaban en lo que fue una plaza de toros, siguieron el dicho taurino de ‘puerta grande o enfermería’. Todos dieron lo mejor de sí en la última ronda de saltos, donde ejecutaron las mejores actuaciones de su repertorio.

Para cerrar el acto, los pilotos firmaron autógrafos a los aficionados bajo la rampa durante más de media hora hasta cerca de la una de la madrugada del domingo.

Temas

Comentarios

Lea También