Deportes Plantilla

La banda izquierda del Nàstic busca propietario

Es la posición del once que ha tenido más candidatos sin que ninguno haya hecho méritos para afincarse en ella

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Javier Bonilla es uno de los cuatro jugadores que han jugado esta temporada como titular en la banda izquierda. FOTO: PERE FERRÉ

Javier Bonilla es uno de los cuatro jugadores que han jugado esta temporada como titular en la banda izquierda. FOTO: PERE FERRÉ

El once del Nàstic va cogiendo forma. Más o menos, se vislumbra un repetición constante en la mayoría de sus puestos de ataque. Si acaso la delantera es la que más reparte sus minutos, pero lo hace de una manera equitativa. Dentro de las alternativas que ofrece la nómina de delanteros (Carbia, Edgar, Pedro y Pablo Fernández) hay cierta continuidad. Sin embargo, hay una posición en el 4-4-2 de Raúl Agné que permanece abierta a cualquier posibilidad, la banda izquierda. Por allí han pasado ya Fullana, Jannick Buyla, Bonilla y hasta Nil Jiménez, sin que ninguno haya conseguido convertirse en un fijo del puesto.

En Algeciras empezó Fullana. Era el que más números tenía de poder encajar en esa posición. Al técnico de Mequinenza siempre le ha gustado utilizar en uno de los costados un centrocampista de perfil interior, para dejar que sea el lateral el que aporte la profundidad. Lo opuesto al lado contrario, donde apuesta por un extremo al uso. Sin embargo, el medio balear no acaba de encontrarse cómodo. Escorado, sus prestaciones bajan. Se le nota demasiado encorsetado y sin la libertad para desarrollar su talento.

La segunda opción de partida fue Jannick Buyla. El hispano-guineano encajaba mejor. A priori. Pero tampoco logró destacar suficiente como para hacerse con el puesto. De hecho, fue la apuesta en Valdebebas pero no tuvo continuidad.

Bonilla fue el tercer jugador en ocupar el costado zurdo en el once titular. Había hecho méritos saliendo desde el banquillo frente al Betis Deportivo y ante el mismo Real Madrid Castilla, logrando un gol en cada uno de los dos encuentros. Sin embargo, el día en que salió de inicio, frente al Alcoyano el equipo perdía 0-1 (y pudo ser 0-2) cuando abandonaba el campo relevado por Buyla. Un encuentro que se remontó, pero no con el jugador cedido por el Zaragoza como banda izquierda, sino con Nil Jiménez. El lateral de Barcelona fue el autor del centro que acabó en el 1-1 de Robert Simón. Para los pocos minutos que estuvo en el campo, Nil tuvo una actuación destacada, aunque en el siguiente encuentro, ante el Andorra, volviera a ser Bonilla el escogido para comenzar el choque.

El joven exjugador del Espanyol sí fue la alternativa en la última jornada, contra el Sabadell. Formó costado con Joan Oriol pero ambos estuvieron más concentrados en defender que en atacar. En busca de un cambio que ofreciera algo más de peso ofensivo al equipo, entró Bonilla por Nil, apenas unos minutos antes de que Fran Carbia marcara el único gol del partido. Una jugada que se fraguó en la banda derecha. Este sábado en Castellón, a las 17.00 horas, dos o tres de ellos tendrán una nueva oportunidad para asentarse en la posición más inestable del Nàstic.

Temas

Comentarios

Lea También