Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La casa del Reus

Los rojinegros visitan mañana al Lodi, campeón de Italia, en su debut en la Copa de Europa (21.00 horas), la competición que ha agrandado la leyenda del club

Marc Libiano

Whatsapp
El Reus se han entrenado esta mañana en el PalaCastelloti de Lodi. Foto: Reus Deportiu

El Reus se han entrenado esta mañana en el PalaCastelloti de Lodi. Foto: Reus Deportiu

Existen ciertas competiciones que alimentan la leyenda de un club. La Copa de Europa, sin duda, engrandece la historia del Reus. Ocho títulos decoran la sala de trofeos y da la impresión de que cuando el equipo asoma por la competición continental sonríe. Como si volviera a su casa. La Champions es la casa del Reus. Su hábitat natural.

Este fin de semana se inaugura otra edición de la vieja Copa de Europa y el Reus no ha dejado de alegrarse durante toda la semana previa. Siente devoción cuando ve el debut cerca, como si el desafío le cautivara. Esta vez, ese desafío resulta mayúsculo. Los de Garcia ni presumen de la mejor plantilla ni de derroche económico para aspirar a la copa, pero disponen de un ingrediente fundamental; la tradición. Caminan por salón de la Champions en zapatillas de estar por casa, porque acumulan experiencias. Y si algo ha sacado lo mejor del equipo es la Copa de Europa. Se trata de un chute de adrenalina diferencial.

El estreno no le va a quitar grandeza al escenario. Visita el Reus al histórico Amatori Lodi, el actual campeón de Italia, que además actúa en una pista donde se construyen ambientes épicos. La fortaleza del Lodi como local no sólo se encuentra en la calidad de sus jugadores, también en la presión de sus hinchas. Pocos clubs pueden presumir de unos adeptos tan comprometidos con la causa.

El portugués Nuno Resende es el encargado de liderar un proyecto que ha alcanzado éxito y premios. Hace pocos días, el Lodi volvió a celebrar. Esta vez la Supercopa de Italia. Aunque se le han fugado actores de primer nivel, como el arquero reusense Adri Català (Trissino) o el interior Giulio Coco (Porto), mantiene una estructura consolidada que encabezan el capitán Domenico Illuzzi, Luis Querido, Alessandro Verona y Andrea Malagoli. No va a disfrutar de una noche plácida el Reus.

Garcia y su expedición han viajado a la ciudad Italiana, cercana a Milán, en autocar, como manda la costumbre de los últimos tiempos. Se han entrenado ya en el pabellón que va a albergar el juego con todos los componentes sanos y dispuestos a conquistar otra noche de aroma europeo. El Reus vive el lógico período de construcción de su nuevo buque. Ha cambiado casi toda la estructura de equipo este verano por obligación y necesita tiempo, aunque la competición devora las demoras. También la exigencia. En la OK Liga, los rojinegros no han perdido, pero no han escapado de la irregularidad en su rendimiento. Necesitan suturarse a nivel colectivo.

Antes los miedos y la ternura de lo novedoso aparece la Copa de Europa y las obligaciones mandan. El Reus regresa a su casa y eso le otorga poder y respeto.

Temas

Comentarios

Lea También