Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La continuidad de Vicente Moreno, encarrilada

El técnico del Nàstic apunta que su renovación no va a depender del ascenso a Segunda A, y reitera que está muy a gusto tanto en el club como en la ciudad
Whatsapp
Vicente Moreno, dando instrucciones a sus jugadores en un partido reciente. Foto: Pere Ferré

Vicente Moreno, dando instrucciones a sus jugadores en un partido reciente. Foto: Pere Ferré

Vicente Moreno ha apuntado en más de una ocasión que está muy a gusto en el Nàstic y en Tarragona;el presidente grana, Josep Maria Andreu, asegura desde hace semanas que si el entrenador valenciano quiere automáticamente estará renovado; y ayer el propio técnico fue un paso más allá acerca de su futuro al admitir que su continuidad no depende del ansiado ascenso a la Segunda División A que el Nàstic espera conseguir el 30 o el 31 de mayo, si antes se desconvoca la huelga anunciada por la Federación Española de Fútbol y la Asociación de Futbolistas Española.

Ambos temas, la renovación de Vicente Moreno y el parón liguero a partir del 18 de mayo coparon la habitual comparecencia ante los medios de comunicación que el entrenador ofrece todos los viernes.

De entrada su futuro parece cada vez más vinculado al Nàstic. Su tajante «que siga no depende de ninguna categoría», después de un previo «si todo va bien no habrá problemas para seguir», evidencian que la renovación está cerca.

Moreno reconoció además conversaciones informales con el presidente Andreu sobre ese asunto, que pese a todo no da por cerrado.

Todo apunta a que Vicente Moreno seguirá en el Nàstic (el director deportivo, Emilio Viquiera, ha sido además desde el primer día su principal valedor) salvo que le llegue una oferta de categoría superior que considere irrechazable.

Al entrenador grana, eso sí, le gustaría continuar en el club lógicamente con el equipo en la Segunda División A, y a poder ser resolviendo el ascenso en la primera eliminatoria, la de campeones, programada para los fines de semana del 23-24 de mayo (partido de ida) y 30-31 de ese mismo mes (la vuelta).

De ahí que la huelga convocada a partir del 18 de mayo -ese día debe jugarse la última jornada de Liga de 2ª B que los granas disputarán en Villarreal- inquiete ahora mismo a Moreno. «No tener controladas las fechas en las que vamos a jugar me preocupa. Si se retrasase todo se trastocaría la planificación de la próxima temporada, del club, de los jugadores, las fechas de la pretemporada...», expresó.

Manifestó, eso sí, su más profundo respeto a la decisión de la Federación Española y la AFE de convocar la huelga. «Tienen sus motivos, aunque me gustaría que no se parase la Liga. Espero que todo se resuelva antes», dijo después de reconocer que los propios jugadores del Nàstic también «se han reunido por ese tema». La próxima semana es decisiva para conocer si se resuelve el conflicto.

El partido de mañana ante el ya descendido Elche Ilicitano quedó ayer en un segundo plano, a pesar de tratarse del único rival en el que piensa ahora mismo Moreno al ser precisamente el más inminente. El técnico grana aseguró respecto a su once que habrá menos rotaciones que en Xàtiva y dijo que la portería es una de las dudas que mantiene.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También